TI­KAL. Bra­sil.

Conde Nast Traveler (Spain) - - BUENA VIDA -

Hay oca­sio­nes en la vi­da en las que el he­do­nis­mo en un pa­raí­so sel­vá­ti­co es jus­to lo que el mé­di­co te re­co­men­da­ría. La ya le­gen­da­ria ce­le­bra­ción de la No­che­vie­ja en es­te chi­rin­gui­to de Bahía, fue­ra de to­do ra­dar, de­be­ría es­tar mar­ca­da en ro­jo en el ca­len­da­rio de la co­mu­ni­dad fies­te­ra bra­si­le­ña tan pron­to co­mo em­pie­za enero. En ve­rano la dispu­ta de los DJ por las desea­das re­si­den­cias en clu­bes y por be­lle­zas bron­cea­das ha­ce muy di­fí­cil ha­cer­se con las gran­des tum­bo­nas con vis­tas a Al­go­dões, una de las pla­yas más be­llas de Bra­sil. En el bun­ga­ló de bam­bú un es­tu­pen­do ca­ma­re­ro sir­ve Cle­ri­quot tro­pi­cal. Las lar­gas co­mi­das a ba­se de lan­gos­ti­nos gi­gan­tes con le­che de co­co con­ti­núan con ma­sa­jes en una ca­ba­ña aban­do­na­da en un la­go ri­co en mi­ne­ra­les. Y sin dar­te cuen­ta se acer­ca el mo­men­to de los chu­pi­tos he­la­dos de ce­re­za de Su­ri­nam, mien­tras la lu­na se al­za ro­sa­da so­bre el océano y las ban­das en di­rec­to ha­cen bai­lar a una mul­ti­tud de cuer­pos bron­cea­dos so­bre so­fás blan­cos, to­dos son­rien­tes. Si quie­res dor­mir has­ta el ama­ne­cer y em­pe­zar de nue­vo, pue­des ha­cer­lo. No se­rías el pri­me­ro (ti­kal­praia­bar.com.br; cóc­tel de la ca­sa: unos 6€).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.