Ulla John­son

Conde Nast Traveler (Spain) - - MUNDO TRAVELER -

La di­se­ña­do­ra neo­yor­qui­na Ulla John­son com­par­te sus ‘des­cu­bri­mien­tos’ rea­li­za­dos du­ran­te un via­je

ins­pi­ra­cio­nal a Ma­rra­kech y al pró­xi­mo y mon­ta­ño­so va­lle del Ou­ri­ka, en el Atlas oc­ci­den­tal.

Como mu­chos di­se­ña­do­res, Ulla John­son se nu­tre y se ins­pi­ra ca­da vez que via­ja por pri­me­ra vez a un lu­gar. La pa­sa­da pri­ma­ve­ra lle­vó a ca­bo una ‘pe­re­gri­na­ción’ so­ña­da y desea­da, du­ran­te mu­chos años, a Ma­rrue­cos, un lu­gar que con su ri­quí­si­ma tra­di­ción ar­te­sa­nal ysu ini­mi­ta­ble es­té­ti­ca ha si­do fuen­te de ins­pi­ra­ción pa­ra nu­me­ro­sos via­je­ros, en­tre ellos, ce­le­bri­ties (des­de Yves Saint Lau­rent a los Beatles). John­son ape­nas te­nía cua­tro días li­bres (pues­to que tie­ne tres hi­jos pe­que­ños que de­jó en su ca­sa de Nue­va York, jun­to con su pa­dre). Pe­ro es­te tiem­po fue su­fi­cien­te, gra­cias a las re­co­men­da­cio­nes de al­gu­nos bue­nos ami­gos que ya ha­bían via­ja­do al des­tino, En el sen­ti­do de las agu­jas del re­loj, el co­lor rei­na en El Fenn. Es­te riad es el fa­vo­ri­to del mun­do del di­se­ño y la mo­da; vis­tas del Atlas des­de el des­lum­bran­te ho­tel Kas­bah Bab Ou­ri­ka, a 30 mi­nu­tos al sur de la ciu­dad; y la di­se­ña­do­ra neo­yor­qui­na, Ulla John­son, cu­bier­ta con un pon­cho tri­bal de al­go­dón que ins­pi­ró sus crea­cio­nes. pa­ra lle­nar­se del co­lor, las tex­tu­ras y las for­mas ma­rro­quíes. “La luz, los di­se­ños de los azu­le­jos, sus for­mas geo­mé­tri­cas... No se pa­re­cía a na­da que hu­bie­ra vis­to an­tes”, se ma­ra­vi­lla­ba. Es­te en­tu­sias­mo nos re­cuer­da la emo­ción de des­cu­brir por pri­me­ra vez un lu­gar tan­to tiem­po so­ña­do y el he­cho de que unas va­ca­cio­nes, un via­je, no tie­nen por qué te­ner una du­ra­ción de dos se­ma­nas pa­ra que con­si­gan ca­lar­te, ins­pi­rar­te y cam­biar tu pers­pec­ti­va. Des­ti­nos como Ma­rra­kech son per­fec­tos pa­ra con­ju­gar una ex­pe­rien­cia sen­so­rial y cul­tu­ral di­fe­ren­te que rom­pe con la co­ti­dia­nei­dad de nues­tra reali­dad. Ade­más, es una ciu­dad que no de­ja de rein­ven­tar­se.

En el ca­mino del ae­ro­puer­to al ho­tel pa­ré en el hammam de La Mai­son Ara­be. Me di unas en­vol­tu­ras y to­mé té verde con hier­ba­bue­na. Fue la me­jor cu­ra del jet lag. Me pu­so las pi­las pa­ra ini­ciar mi par­ti­cu­lar ex­plo­ra­ción de la ciu­dad

DÓN­DE DOR­MÍ...

Mu­cha gen­te que co­noz­co me re­co­men­dó el riad El Fenn (Ba­bE­lK­sour; tel. +212 5244 41210; HD: des­de 220€) así que me alo­jé en él, tam­bién­po­ro­tras­ra­zo­nes: es­tá en el co­ra­zón de la me­di­na, es ín­ti­mo, tran­qui­lo y ma­ra­vi­llo­so, con lu­mi­no­sas pa­re­des de es­ca­yo­la ro­sa­da y ocre, so­le­ría de azu­le­jos an­ti­guos, te­chos ar­te­so­na­dos de ce­dro y pis­ci­nas pa­no­rá­mi­cas. A di­fe­ren­cia de otros ho­te­les que se en­cuen­tran­fue­ra­de­la­ciu­dad, no ne­ce­si­tas ta­xi pa­ra mo­ver­te y es­tá a un pa­seo de la pla­za Jem­ma el Fna, de las mez­qui­tas, de los ca­fés y de los jar­di­nes. Des­pués­me­di­ri­gíha­cia el sur, al va­lle del Ou­ri­ka, a unos 35 mi­nu­tos de Ma­rra­kech. So­bre una co­li­na del va­lle, a los pies del Atlas, la Kas­bah Bar Ou­ri­ka (Tni­ne Ou­ri­ka; tel. +212 6687 49547; HD: 160€) es uno de los en­cla­ves más her­mo­sos en los que es­tu­ve. El ho­tel es­tá ro­dea­do de ve­ge­ta­ción, oli­va­res y li­mo­ne­ros, y te­rra­zas. Cul­ti­va sus pro­pios pro­duc­tos. Y si El Fenn me re­sul­tó ins­pi­ra­dor por sus azu­le­jos y el co­lo­ri­do, la Kas­bah Bar me pa­re­ció más in­tere­san­te en lo que a tex­tu­ras y co­lo­ri­do se re­fie­re (pre­cio­sos to­nos en ocre, tie­rra, cre­mas) y tos­cas pie­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.