Bo­lo­nia es co­no­ci­da en Ita­lia co­mo ‘La Ros­sa’ por su po­lí­ti­ca de iz­quier­da, sus te­ja­dos de te­rra­co­ta y sus per­sia­nas pin­ta­das de es­car­la­ta

Conde Nast Traveler (Spain) - - FIN DE SEMANA -

Pe­ro la fas­ci­nan­te vis­ta me­re­ce el via­je. Es el me­jor si­tio pa­ra ver el atar­de­cer. To­do Bo­lo­nia es­tá a tus pies: la es­car­pa­da lí­nea de te­ja­dos co­rru­ga­dos; las per­so­nas de ta­ma­ño mi­núscu­lo, en su ma­yo­ría dis­cer­ni­bles por las lí­neas que di­bu­jan sus som­bras; las pla­zas con sue­los de ta­ble­ro de aje­drez y los par­ques con jar­di­ne­ras; la so­li­ta­ria ba­sí­li­ca de la Ma­don­na di San Lu­ca, pro­tec­to­ra de Bo­lo­nia, en su co­li­na sa­gra­da, más allá de las mu­ra­llas de la ciu­dad. Pen­sé que no que­rría ha­cer es­ta te­mi­da subida más de una vez. Pe­ro me en­con­tré es­ca­lan­do has­ta la azo­tea to­dos los días, en oca­sio­nes dos ve­ces, por­que no te­nía su­fi­cien­te de es­te pa­no­ra­ma.

Bo­lo­nia es igual de no­ta­ble a ni­vel de ca­lle. En el cen­tro de la ciu­dad hay lar­gos tra­mos de cal­za­da cu­bier­tos por ga­le- mo­nu­men­to al pen­sa­mien­to de la Ilus­tra­ción, un tem­plo de la cien­cia. Aquí, ob­ser­va­dos aten­ta­men­te por los es­tu­dian­tes de me­di­ci­na a pun­to de vo­mi­tar, los pri­me­ros anato­mis­tas mo­der­nos rea­li­za­ron al­gu­nas de las ex­plo­ra­cio­nes pio­ne­ras de lo que sub­ya­ce ba­jo la su­per­fi­cie del cuer­po hu­mano. Por ra­zo­nes de hi­gie­ne tra­ba­ja­ban so­lo du­ran­te los fríos me­ses del in­vierno, y ca­da disección era una ma­ra­tón de 48 ho­ras sin pa­rar, tan­to pa­ra los pro­fe­so­res co­mo pa­ra la au­dien­cia. Las co­sas más lla­ma­ti­vas de es­te es­pa­cio impresionante son los spe­la­ti, dos ta­llas de ma­de­ra de dos hom­bres des­pe­lle­ja­dos que mues­tran la mus­cu­la­tu­ra sub­cu­tá­nea en de­ta­lle. La ha­bi­ta­ción es­tá abier­ta al pú­bli­co, y es tan inol­vi­da­ble, en su for­ma se­cu­lar, co­mo la Ca­pi­lla Six­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.