Los pa­pas ri­gie­ron du­ran­te si­glos el ur­ba­nis­mo de Ro­ma y de su po­tes­tad de man­dar cons­truir puen­tes vie­ne uno de sus tí­tu­los: PON­TÍ­FI­CE, ‘el que ha­ce puen­tes’

Conde Nast Traveler (Spain) - - SEPTIEMBRE -

sus­tan­cial, el ayer y el hoy de es­ta ciu­dad ca­paz de se­guir ofre­cién­do­nos his­to­rias de­li­cio­sas. Me fas­ci­na Ro­ma. El puen­te re­ci­be su nom­bre del pa­pa Six­to IV, quien lo man­dó cons­truir a me­dia­dos del si­glo XV so­bre una edi­fi­ca­ción an­te­rior que hoy ten­dría más de dos mil años. Los pa­pas ri­gie­ron du­ran­te si­glos el ur­ba­nis­mo de la ciu­dad y de su po­tes­tad de man­dar cons­truir puen­tes vie­ne uno de los tí­tu­los que to­da­vía con­ser­van: pon­tí­fi­ce, ‘el que ha­ce puen­tes’.

El Sis­to ha pro­ta­go­ni­za­do en fe­chas re­cien­tes otra cu­rio­sa con­tro­ver­sia, más lla­ma­ti­va in­clu­so que la de los can­da­dos ro­mán­ti­cos. Se­gu­ra­men­te por la sen­sa­cio­nal pers­pec­ti­va que ofre­ce con la cú­pu­la de la ba­sí­li­ca de San Pedro al fon­do, los res­pon­sa­bles de la nue­va en­tre­ga de la sa­ga de 007, Spectre, eli­gie­ron el Sis­to pa­ra ro­dar una es­ce­na muy a lo Ja­mes Bond. Los pro­duc­to­res pla­nea­ron que Da­niel Craig sal­ta­ra des­de un he­li­cóp­te­ro al cé­le­bre puen­te co­mo par­te de una de esas se­cuen­cias tre­pi­dan­tes y llenas de ac­ción. Y en­ton­ces sur­gie­ron los pro­ble­mas. Lo que re­sul­ta­ba muy a la al­tu­ra de las pe­ri­pe­cias de los agen­tes del ser­vi­cio se­cre­to de su ma­jes­tad no lo era tan­to pa­ra la cu­ria ni pa­ra los res­pon­sa­bles de ve­lar por el pa­tri­mo­nio ar­tís­ti­co de la ciu­dad. To­dos pro­tes­ta­ron, preo­cu­pa­dos por ex­po­ner al his­tó­ri­co puen­te a po­si­bles ries­gos en ca­so de al­gún con­tra­tiem­po con el he­li­cóp­te­ro y las

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.