Un día en el Mu­seo The Broad

El mu­seo de di­se­ño y ar­te con­tem­po­rá­neo de los ar­qui­tec­tos Di­ller Sco­fi­dio y Ren­dro por fin ha abier­to sus puer­tas. Al­re­de­dor de es­ta mo­le ar­tís­ti­ca de 12.000 m2 en el Down­town, ya se vis­lum­bra el pa­raí­so pe­des­tre que se­rá al­gún día. Te ade­lan­ta­mos una p

Conde Nast Traveler (Spain) - - MUNDO TRAVELER -

El pun­to de par­ti­da es es­te mercado de 1917 que se re­mo­de­la con­ti­nua­men­te. El año pa­sa­do se le dio otro la­va­do de ca­ra. Los nue­vos es­tands es­tán to­ma­dos por agri­cul­to­res de la vie­ja es­cue­la y ven­de­do­res de es­pe­cias, aman­tes de los ta­cos, y otras op­cio­nes eco­nó­mi­cas pa­ra co­mer. Con­si­gue tu mez­cla de ca­fé en G&B Cof­fee, des­pués ca­mi­na en lí­nea recta has­ta Effs­lut (ha­brá una lar­ga co­la pe­ro va rá­pi­do). Pide The Fair­fax –hue­vos re­vuel­tos, ce­bo­lle­ta, ched­dar y sal­sa sri­ra­cha ma­yo– en­vuel­tos en una tor­ti­lla.

The Broad Cru­zan­do la ca­lle des­de el Mercado Grand Cen­tral te to­pa­rás con el edi­fi­cio co­mer­cial más an­ti­guo de la ciu­dad (la pri­me­ra plan­ta es­tá abier­ta al pú­bli­co). Su es­truc­tu­ra –con as­cen­so­res ti­po jau­la en hie­rro y ma­de­ra, sus lám­pa­ras de pri­me­ros de si­glo y su at­mós­fe­ra pue­de que te sue­ne fa­mi­liar. Se uti­li­zó co­mo am­bien­ta­ción de Bla­de Run­ner en aque­lla mí­ti­ca es­ce­na en la que el ac­tor Rut­ger Hauer suel­ta su mo­nó­lo­go “Tears in Rain”. City Hall es­tá a diez mi­nu­tos dan­do un pa­seo des­de The Broad. Po­cos tu­ris­tas –y po­cos lo­ca­les– sa­ben que es­tá per­mi­ti­do el ac­ce­so a su te­rra­za de la plan­ta 27. Es­te edi­fi­cio cons­trui­do en 1928 per­te­ne­ce al go­bierno: so­lo pue­des en­trar al edi­fi­cio pe­ro no pue­des ha­cer­te sel­fies ni te­ner nin­gu­na ac­ti­tud sos­pe­cho­sa. La vis­ta que ofre­ce de 360º de LA es to­do un lu­jo.

El chef Ray Gar­cía fir­ma es­te nue­vo pa­raí­so pa­ra los aman­tes de los ta­cos. En sus pa­re­des se pue­de leer “Ha­ce­mos ta­cos, cam­bia­mos vi­das”. Una de­cla­ra­ción que po­dría pa­re­cer pre­po­ten­te has­ta que prue­bas sus ta­cos ca­la­ba­ci­tas (a ba­se de ca­la­ba­ci­nes co­ci­na­dos en cre­ma). No que­rrás co­mer otra co­sa. Pide, pa­ra con­ti­nuar, una en­sa­la­da de no­pa­les y agua fres­ca de na­ran­jas ro­jas.

Los 1.800 me­tros cua­dra­dos de es­te oa­sis es­tán a re­bo­sar con los 250.000 vo­lú­me­nes de li­bros nue­vos y de se­gun­da mano que su pro­pie­ta­rio, Josh Spen­cer, ha ido com­pran­do du­ran­te dé­ca­das. Se mu­dó al Down­town con su tien­da pa­ra de­mos­trar que el pa­pel, pa­ra tris­te­za de los apo­ca­líp­ti­cos del for­ma­to li­bro, no ha muer­to. Si no, echa un vis­ta­zo a la re­cién inau­gu­ra­da sec­ción de ar­te y ra­re­zas de su li­bre­ría y mo­ri­rás de gus­to con la impresionante se­lec­ción de li­bros ma­ra­vi­llo­sos a un dó­lar. Su­mér­ge­te en sus dos plan­tas y ol­ví­da­te del mun­do por unas ho­ras.

Con­du­ce o Uber (lo que aquí sig­ni­fi­ca que uses es­ta app que ha to­ma­do la ciu­dad pa­ra pe­dir y pa­gar un co­che par­ti­cu­lar tan se­gu­ro co­mo un ta­xi y más eco­nó­mi­co). Son so­lo cin­co mi­nu­tos al es­te has­ta la Sixth Street (pe­ro no in­ten­tes ca­mi­nar­la). Lle­ga­rás has­ta es­te pa­raí­so pa­ra ve­ga­nos en me­dio del Arts Dis­trict. Es­te res­tau­ran­te tam­bién es un bar de zu­mos, un cen­tro de yo­ga y de body­work (una mez­cla de pro­gra­ma­ción neu­ro­lin­güís­ti­ca y ma­sa­je), un am­bi­cio­so well­ness y en de­fi­ni­ti­va, uno de esos con­cep­tos “muy LA”. Prue­ba su ma­sa­je ca­lien­te y frío de pie­dras y ja­de y re­má­ta­lo con un zu­mo Fi­refly.

Su jo­ven chef (de so­lo 28 años) y pro­pie­ta­rio Ari Taymor tra­jo su res­tau­ran­te des­de Ve­ni­ce Beach pa­ra asen­tar­lo en el Down­town (el ho­tel Ace y los Stu­dios Acen abrie­ron a con­se­cuen­cia en­fren­te). Es­tá a cin­co mi­nu­tos ha­cia el oes­te en Se­venth Street. Res­tau­ran­te mi­ni­ma­lis­ta, me­si­tas con flo­re­ci­llas sil­ves­tres y un es­ca­lo­pe con sal­sa de maíz y ba­con, per­fec­to.

coaching,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.