Zo­nas pa­ra so­ñar

Más que re­li­quias nos­tál­gi­cas, las áreas de des­can­so es­ta­dou­ni­den­ses son un an­tí­do­to con­tra la ho­mo­ge­nei­za­ción. Ryann Ford las ho­me­na­jea en un li­bro.

Conde Nast Traveler (Spain) - - MUNDO TRAVELER -

Mien­tras con­du­cía por la Ru­ta 66, en un via­je en so­li­ta­rio que la lle­vó de Ca­li­for­nia a Aus­tin (Te­xas), a la fo­tó­gra­fa Ryann Ford le asal­ta­ba una y otra vez una ima­gen re­cu­rren­te: la de las so­li­ta­rias áreas de des­can­so cons­trui­das pa­ra mo­to­ris­tas du­ran­te la épo­ca do­ra­da de los via­jes en au­to­mó­vil. La cu­rio­si­dad la lle­vó a in­ves­ti­gar so­bre es­tas pie­zas de ar­qui­tec­tu­ra mo­der­na de me­dia­dos del s. XX, en pro­gre­si­vo desuso y de­mo­li­ción de­bi­do al au­ge de ca­de­nas de fast food y ga­so­li­ne­ras. “Du­ran­te los úl­ti­mos 53 años, las áreas de des­can­so nos han pro­por­cio­na­do tran­qui­li­dad, desaho­go, hos­pi­ta­li­dad y nos­tal­gia. Han si­do un oa­sis ver­de pa­ra pa­sear al pe­rro, ha­cer un pícnic, es­tu­diar el ma­pa. Pa­ra al­gu­nos, to­do lo que lle­ga­ban a co­no­cer de im­por­tan­cia his­tó­ri­ca, ar­queo­ló­gi­ca, geo­ló­gi­ca o cul­tu­ral de un lu­gar era lo que veían o leían en ellas”, ex­pli­ca la au­to­ra, que se pro­pu­so cap­tu­rar en el li­bro The Last Stop: Va­nis­hing Rest Stops of the Ame­ri­can Road­si­de (Ed. po­we­rHou­se Books) cuan­tas pu­die­ra an­tes de su ex­tin­ción. Al prin­ci­pio, in­ten­ta­ba so­bre to­do lo­grar imá­ge­nes her­mo­sas pe­ro, a me­di­da que avan­za­ba en el pro­yec­to, la gen­te em­pe­zó a com­par­tir con ella sus his­to­rias. “Ese McDo­nald's en el que es­tás co­mien­do po­dría es­tar en cual­quier si­tio de Es­ta­dos Uni­dos. Cuan­do las fa­mi­lias pa­ra­ban en es­tas áreas, se re­la­ja­ban y co­bra­ba más im­por­tan­cia el via­je que el des­tino”, ex­pli­ca.

Área de des­can­so en Flo­wer Mound (Te­xas). Dcha., por­ta­da del li­bro y otra en la te­ja­na So­no­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.