AVEI­RO SOR­PREN­DEN­TE

EL PA­RAÍ­SO EN EL CEN­TRO DE POR­TU­GAL

Conde Nast Traveler (Spain) - - PROMOTRAVELER -

Muy po­cas ciu­da­des en el mun­do pue­den pre­su­mir de un ADN tan ma­ri­ne­ro co­mo crea­ti­vo. Si­tua­da en el co­ra­zón del país lu­so, sus la­ti­dos los mar­can las bra­za­das que im­pul­san a los mo­li­cei­ros, las par­ti­cu­la­res gón­do­las que rei­nan en las aguas da Ria de Avei­ro. A bor­do de es­tas em­bar­ca­cio­nes, la ciu­dad se des­ve­la co­mo un

ca­pri­cho mo­der­nis­ta lleno de fa­cha­das crea­ti­vas que ac­tua­li­zan la de­co­ra­ción de azu­le­jos y la lle­nan de lí­neas nue­vas. Un es­ti­lo traí­do a ini­cios del si­glo XX por los in­dia­nos ri­cos que re­gre­sa­ban de Bra­sil tra­yen­do ideas es­té­ti­cas re­vo­lu­cio­na­rias que hoy se ex­hi­ben en el Mu­seo de Ar­te No­va.

AVEI­RO NO SE COM­PREN­DE SIN SU RE­LA­CIÓN CON EL OCÉANO. SA­RA­MA­GO LA DES­CRI­BIÓ CO­MO UN “CUER­PO VI­VO QUE UNE LA TIE­RRA CON EL MAR CO­MO UN ENOR­ME CO­RA­ZÓN”

Las icó­ni­cas ca­sas de Cos­ta No­va

Azu­le­jos en la Igle­sia de Vá­le­ga (Ovar)

Fi­gu­ri­ta clá­si­ca de Vis­ta­le­gre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.