Sou­ve­nir

Conde Nast Traveler (Spain) - - CONTENIDOS -

¿Pue­de una te­la con­den­sar la esen­cia cul­tu­ral de un país? El re­bo­zo –“un pa­ño de hom­bros pa­ra en­vol­ver el co­ra­zón de la mu­jer y pro­lon­gar la ter­nu­ra de sus bra­zos”, se­gún re­za un poe­ma anó­ni­mo– acu­mu­la en sus hi­los de la­na, algodón o se­da la his­to­ria y el sen­tir de Mé­xi­co. A me­dio ca­mino en­tre las man­ti­llas de las es­pa­ño­las y las tú­ni­cas de los frai­les, el re­bo­zo na­ció a fi­na­les del si­glo XVI por la ne­ce­si­dad que te­nían las mu­je­res mes­ti­zas de cu­brir­se pa­ra en­trar en los templos. De fa­bri­ca­ción ex­tre­ma­da­men­te la­bo­rio­sa, pron­to se con­vir­tió en una pren­da mul­ti­usos que ser­vía co­mo abri­go, co­mo cu­na pa­ra el be­bé, co­mo bol­sa, co­mo mor­ta­ja... Nues­tros re­bo­zos fa­vo­ri­tos son los de Ha­cien­da Mon­te­cris­to, la mar­ca de ar­te­sa­nías me­xi­ca­nas que Fran­ces­ca Bo­na­to –la mi­tad de la fir­ma de per­fu­me­ría y ho­te­les bou­ti­que Co­quiCo­qui– fun­dó con su ami­go Ja­co­po Jan­nie­llo Ra­vag­nan. Tan fi­nos que pa­san por un ani­llo, los re­bo­zos de Ha­cien­da Mon­te­cris­to se uti­li­zan en co­lla­res, bol­sos, san­da­lias, cin­tu­ro­nes... To­das sus pie­zas se pro­du­cen en la pe­que­ña lo­ca­li­dad de Va­lla­do­lid, Yu­ca­tán, don­de la mis­ma per­so­na que de­di­ca se­ma­nas a ela­bo­rar un re­bo­zo se en­car­ga tam­bién de los es­tu­ches de cue­ro y ma­de­ra en que se guar­dan (ha­cien­da­mon­tae­cris­to.com).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.