RE­LAX ÍNTIMO EN TENERIFE

El de­li­ca­do y es­ti­li­za­do lu­jo asiá­ti­co se su­bli­ma en es­te ex­clu­si­vo es­ta­ble­ci­mien­to don­de to­dos los es­pa­cios es­tán con­ce­bi­dos pa­ra des­can­sar, dis­fru­tar y mi­mar los sen­ti­dos.

Conde Nast Traveler (Spain) - - VAMOS -

Ca­da una de las Vi­llas que con­for­man es­te ex­qui­si­to com­ple­jo ubi­ca­do en el sur de Tenerife es­tán he­chas a me­di­da con un ob­je­ti­vo: la tran­qui­li­dad to­tal. Un pla­cer que al­can­za sus co­tas más al­tas en las pis­ci­nas pri­va­das de ca­da es­tan­cia, don­de el agua y la exó­ti­ca na­tu­ra­le­za con­ta­gian su ar­mo­nía y equi­li­brio al cuer­po y al al­ma. La de­co­ra­ción de los in­te­rio­res del Ho­tel Ro­yal Gar­den Vi­llas re­fuer­za esa sen­sa­ción de paz y de­li­ca­de­za, con lí­neas ins­pi­ra­das en el ima­gi­na­rio asiá­ti­co y mue­bles úni­cos ad­qui­ri­dos en an­ti­cua­rios re­mo­tos. El via­je sen­so­rial por los rin­co­nes más be­llos del mun­do con­ti­núa en el más que ape­te­ci­ble ‘Es­tan­que Do­ra­do’, un Spa ex­clu­si­vo pa­ra los clien­tes. En es­te tem­plo Thai se com­bi­na un am­bien­te má­gi­co con los me­jo­res tra­ta­mien­tos pa­ra ofre­cer una ex­pe­rien­cia mul­ti­sen­so­rial e inol­vi­da­ble. En su res­tau­ran­te Jar­dín, el pa­la­dar se de­lei­ta con sa­bo­res de to­do el mun­do cui­da­do­sa­men­te ela­bo­ra­dos en una car­ta aplau­di­da por los me­jo­res crí­ti­cos del mun­do mien­tras que en su Pub Tu­cán Tu­cán se pue­de des­pe­dir el día pro­ban­do sus de­li­cio­sos cóc­te­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.