Se­gun­da re­si­den­cia

Conde Nast Traveler (Spain) - - CONTENIDOS -

Er­manno Scer­vino y su ca­sa en For­te dei Mar­mi.

Ape­nas 120 ki­ló­me­tros se­pa­ran el cuar­tel ge­ne­ral de Er­manno Scer­vino –Flo­ren­cia– de For­te dei Mar­mi, un re­fu­gio don­de re­car­gar pi­las, co­mer, be­ber y en­con­trar la ins­pi­ra­ción ba­jo los ra­yos del sol de la Ri­vie­ra Tos­ca­na. “Me en­can­ta es­te lu­gar y su es­ti­lo de vi­da tran­qui­lo y ele­gan­te, que he tra­ta­do de tras­la­dar den­tro de la ca­sa”, co­men­ta el di­se­ña­dor ita­liano. Sue­los de ma­de­ra de ro­ble ru­bio y mue­bles de lí­neas sim­ples mez­cla­dos con ele­men­tos ét­ni­cos crean un im­pac­to grá­fi­co en me­dio de una at­mós­fe­ra con pro­fun­dos tin­tes me­di­te­rrá­neos. El ho­gar de Scer­vino se en­cuen­tra en el co­ra­zón de la lo­ca­li­dad y allí to­do su­ce­de a otro rit­mo: el del dol­ce far nien­te. Pa­sear por sus ca­lles es un ri­tual que se prac­ti­ca sin im­por­tar la ho­ra, al igual que el mo­men­to de la co­mi­da. “Hay una ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca ex­ce­len­te: voy a me­nu­do a Tre Ste­lle, que es­tá en­fren­te de mi bou­ti­que, y tam­bién me en­can­ta el desa­yuno del Caf­fè Prin­ci­pe”, re­co­mien­da. ¿Pa­ra com­prar? “En el mer­ca­di­llo que se ce­le­bra los miér­co­les por la ma­ña­na en la piaz­za dei Ca­va­lli­ni”, su­gie­re. Cual­quie­ra de es­tas ex­cu­sas es bue­na idea pa­ra se­guir sus pa­sos has­ta allí en bus­ca de una vi­da sin re­loj. MA­RÍA CASBAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.