Car­ta

Conde Nast Traveler (Spain) - - CONTENIDOS -

Fue don Fran­cis­co Sil­ve­la quien (di­cen que) di­jo aque­llo de “Ma­drid en agos­to, con di­ne­ro y sin fa­mi­lia, Ba­den-Ba­den”. Ojo a la fra­se, for­mi­da­ble es­ló­gan tu­rís­ti­co que no se le ha­bría ocu­rri­do ni al me­jor ven­de­dor de are­na en el de­sier­to... por­que no hay otra: eso es Ma­drid y así es Ma­drid. Un Ba­den-Ba­den gol­fe­ras, un bal­nea­rio don­de los cho­rros son de ca­ñas bien ti­ra­das y el bál­sa­mo cu­ra­ti­vo sa­be a mar­chan­do dos de ca­la­ma­res. Mi­ra que hay ex­pre­sio­nes cas­ti­zas y chu­las, más chu­las que un ocho, pa­ra in­ten­tar de­fi­nir la ca­pi­tal, pe­ro nin­gu­na co­mo la de don Fran­cis­co pa­ra de­jar cla­ro que Ma­drid no tie­ne re­me­dio. Y menos mal.

Así las co­sas, nues­tra por­ta­da va de do­ble ho­me­na­je, el pri­me­ro (y per­dón por el au­to­bom­bo), pa­ra no­so­tros mis­mos, ya que la edi­ción es­pa­ño­la de Con­dé Nast

Tra­ve­ler cum­ple diez años jus­to mien­tras nues­tros com­pa­ñe­ros bri­tá­ni­cos so­plan las ve­las por sus vein­te y los es­ta­dou­ni­den­ses aca­ban de ce­le­brar los trein­ta; lo que nos lle­na de mo­ti­vos pa­ra de­cir que lo me­jor es­tá por lle­gar. El se­gun­do va pa­ra Ma­drid, ciu­dad en la que na­ció es­ta re­vis­ta, des­de la que via­ja­mos de un la­do a otro y a la que vol­ve­mos siem­pre con la ma­le­ta car­ga­das de his­to­rias que con­tar­te. A pe­sar de su ti­rón in­ter­na­cio­nal, re­fren­da­do por tres ré­cords con­se­cu­ti­vos de afluen­cia de tu­ris­tas (11.453.838 en 2016), la elec­ción del des­tino fue pu­do­ro­sa por aque­llo de que siem­pre cues­ta ha­blar de lo que más co­no­ces. Menos pu­dor tu­vo Ve­ró­ni­ca Eche­gui, la ac­triz(ón), des­cen­dien­te de Jo­sé Eche­ga­ray y gua­pa co­mo una Ci­be­les, cuan­do, ni cor­ta ni pe­re­zo­sa, se lan­zó al es­tan­que de los Jar­di­nes de Sa­ba­ti­ni en ple­na se­sión de fo­tos. “¿No que­ríais Ma­drid? ¡Pues es­to es Ma­drid!”. Cuán­ta ra­zón.

Jun­to a ella, más de trein­ta em­ba­ja­do­res de la nue­va mo­vi­da cul­tu­ral, co­mo el chef Die­go Guerrero, el em­pre­sa­rio En­ri­que Solís o la ilus­tra­do­ra Mercedes Be­lli­do, com­par­ten sus rin­co­nes fa­vo­ri­tos, que am­plia­mos en un ma­pa ba­rrio a ba­rrio pa­ra que no te pier­das ab­so­lu­ta­men­te na­da. Por úl­ti­mo, el pri­me­ro de to­dos: el gran An­to­nio Ló­pez, el re­tra­tis­ta de Ma­drid, nos con­ce­de una en­tre­vis­ta en ex­clu­si­va en la que cuen­ta mu­cho, mu­chí­si­mo; aun­que no tan­to co­mo cuen­tan sus ojos. Im­po­si­ble. Gra­cias, maes­tro.

Tam­bién via­ja­mos has­ta Maz­zor­bo, la is­la ve­ne­cia­na don­de nun­ca se ba­ja na­die, a Bot­sua­na a ras de cie­lo, a los ca­lle­jo­nes de To­kio don­de co­men los to­kio­tas, a una Es­co­cia oto­ñal que dan ga­nas de de­vo­rar, a la Oa­xa­ca más van­guar­dis­ta... y más, mu­cho más. Por­que, aho­ra que ce­le­bra­mos diez años, tenemos cla­ro que se­gui­re­mos dan­do vuel­tas por el mun­do al menos has­ta que cum­pla­mos mil. Y tú que lo leas. Da­vid Mo­ra­le­jo, di­rec­tor. @dmo­ra­le­jo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.