Su­ce­dió en Maeght

Ni­co­las Ghes­quiè­re pre­sen­tó la co­lec­ción Re­sort 2019 de Louis Vuit­ton en la icó­ni­ca fun­da­ción. ¿El efec­to? To­dos bo­quia­bier­tos.

Conde Nast Traveler (Spain) - - MODA - D. MO­RA­LE­JO

Si lle­gar a Saint-Paul-de-Ven­ce des­de Can­nes es en sí un es­pec­tácu­lo por­que de eso va la Cos­ta Azul, de cam­biar las pu­pi­las del in­ten­so mar al ver­de in­te­rior, de sal­pi­car­las con man­sio­nes de vér­ti­go y de ma­rear­las en­tre si­nuo­sas ca­rre­te­ras, ma­yor es el impacto cuan­do lle­gas a la Fun­da­ción Maeght. Pa­ra los no ini­cia­dos: ha­bla­mos de la imponente ca­sa-mu­seo que Mar­gue­ri­te y Ai­mé Maeght en­car­ga­ron al ar­qui­tec­to ca­ta­lán Jo­sep Lluís Sert tras enamorarse del ta­ller de Joan Mi­ró en Pal­ma de Ma­llor­ca. El re­sul­ta­do fue (y es) un con­jun­to de la­dri­llo y piedra ba­sa­do en la luz y la to­po­gra­fía, una jo­ya de la ar­qui­tec­tu­ra ra­cio­na­lis­ta me­di­te­rrá­nea (cons­trui­da en­tre 1959 y 1964) en la que co­la­bo­ra­ron tam­bién Gia­co­met­ti con su in­ter­ven­ción del pa­tio cen­tral, Mi­ró con el laberinto, Cha­gall con sus mo­sai­cos, Bra­que des­de el es­tan­que... y así to­do. Así de ma­yúscu­lo. Mo­ti­vos de so­bra te­nían por tan­to Ni­co­lás Ghes­quiè­re y to­do el equi­po crea­ti­vo de Louis

Vuit­ton pa­ra ele­gir Maeght co­mo es­ce­na­rio de la co­lec­ción Re­sort 2019 de la fir­ma. Un cie­lo plo­mi­zo, ca­si blan­co, le dio más efec­tis­mo aún al mar­cial des­fi­le de gui­ños ochen­te­ros, com­ple­men­tos que re­vi­si­tan el lo­go de la mai­son con vo­ca­ción de clá­si­cos, za­pa­ti­llas re­tro­fu­tu­ris­tas que quie­ren ser de nue­vo sú­per ven­tas y, el no va más, unas bo­tas por las que ha­bría ma­ta­do Bar­ba­re­lla y que se

lle­va­ron la pal­ma en el tra­di­cio­nal y des­afo­ra­do su­bir de fo­tos a Ins­ta­gram. Su­mé­mos­le la co­la­bo­ra­ción de Gra­ce Cod­ding­ton y sus bolsos-ga­ti­to que no se que­dó ahí, ya que la es­ti­lis­ta pres­tó tam­bién frases de su li­bro de me­mo­rias pa­ra que Jen­ni­fer Con­nelly les die­se voz y lle­na­se la Maeght de re­ver­be­ra­ción poé­ti­ca: “I was 15 when I fell madly in lo­ve for the first ti­me”, “May­be we’ll see”...

Se­gun­dos des­pués de que ter­mi­na­se el show, en­tre flas­hes y cham­pán, ca­yó el di­lu­vio uni­ver­sal. So­bre Gia­co­met­ti, so­bre Cod­ding­ton, so­bre Ghes­quiè­re, so­bre Ins­ta­gram. Y to­dos nos em­pa­pa­mos de ar­te y moda.

Si­guien­do las agu­jas del re­loj, co­mien­zo del des­fi­le en el pa­tio Gia­co­met­ti; La Four­che, de Joan Mi­ró (1963); mo­de­lo jun­to a Hom­me qui mar­che, de Gia­co­met­ti (1960); de­ta­lles de bo­tas, bol­so de Gra­ce Cod­ding­ton pa­ra LV y ga­fas; ca­rac­te­rís­ti­ca si­lue­ta de la Fun­da­ción Maeght, obra de Jo­sep Lluís Sert.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.