Cuan­do el ca­mino no lo es to­do

¿Em­pren­des una ru­ta de pe­re­gri­na­je? Apa­ga el mó­vil y equí­pa­te con in­te­li­gen­cia.

Conde Nast Traveler (Spain) - - A PIE - G. MONROY

De re­pen­te, el eco de un trueno ha­ce re­tum­bar has­ta la úl­ti­ma briz­na de hier­ba del va­lle y una nu­be negra trans­for­ma en os­cu­ri­dad una so­lea­da tar­de de fi­na­les de ve­rano. Nos en­con­tra­mos a po­cos ki­ló­me­tros del pue­ble­ci­to de Me­li­de, en Ga­li­cia, a tres eta­pas del fi­nal del Ca­mino, en la pla­za del Obradoiro de San­tia­go de Com­pos­te­la y, lo que en otras cir­cuns­tan­cias se hu­bie­ra vi­vi­do co­mo un con­tra­tiem­po, es re­ci­bi­do con al­ga­ra­bía. He­mos ve­ni­do pa­ra be­ne­fi­ciar­nos del po­der sa­na­dor de ca­mi­nar por el cam­po, le­jos de las pri­sas, sin mó­vi­les y sien­do cons­cien­tes de ca­da pi­sa­da, pe­ro tam­bién pa­ra tes­tar las bon­da­des del Go­re-Tex, el te­ji­do ‘in­te­li­gen­te’, y de la im­por­tan­cia de ir bien equi­pa­do –li­ge­ro, se­co, có­mo­do–. Y, aun­que has­ta aho­ra ha­bía­mos sal­ta­do den­tro de arro­yos, atra­ve­sa­do bos­ques im­preg­na­dos de ro­cío y su­pe­ra­do cues­tas épi­cas sin que el su­dor fue­ra un pro­ble­ma, ne­ce­si­tá­ba­mos un buen cha­pa­rrón pa­ra dar­nos cuen­ta de lo que su­po­ne lle­var Go­re-Tex en una tra­ve­sía así. Im­permea­ble, trans­pi­ra­ble y cor­ta­vien­tos, lo in­ven­tó ha­ce 40 años un nor­te­ame­ri­cano que ob­ser­vó el fun­cio­na­mien­to de plan­tas acuá­ti­cas co­mo el lo­to. El re­sul­ta­do: una mem­bra­na mi­cro­po­ro­sa que im­pi­de que en­tre el agua a la vez que per­mi­te que la hu­me­dad del in­te­rior se eva­po­re. Uti­li­za­do por in­fi­ni­dad de fir­mas de ropa y cal­za­do –La Spor­ti­va, Chi­ru­ca, Aku, Aso­lo, Adidas…– y con ga­ran­tía de por vi­da, tal es la con­fian­za de sus fa­bri­can­tes, se usa tam­bién en ae­ro­náu­ti­ca, en ci­ru­gía vas­cu­lar… y mar­ca la di­fe­ren­cia en­tre dis­fru­tar de una ru­ta de pe­re­gri­na­je o su­frir una pe­ni­ten­cia. Pa­la­bra.

Mo­men­tos de so­le­dad y bue­na com­pa­ñía en el Ca­mino de San­tia­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.