Las ‘apps’ de sa­lud tie­nen un la­do os­cu­ro: no se ba­san en da­tos cien­tí­fi­cos

Un es­tu­dio de­mues­tra que es­te ti­po de apli­ca­cio­nes no es­tán fun­da­men­ta­das so­bre nin­gu­na ba­se cien­tí­fi­ca.

Corricolari es correr - - Visto en la Red -

Los nú­me­ros en el mun­do del ejer­ci­cio pue­den lle­gar­se a con­ver­tir­se en una ob­se­sión pa­ra mu­chas per­so­nas. Hoy en día, exis­ten in­fi­ni­dad de apli­ca­cio­nes re­la­cio­na­das con el mun­do del de­por­te. El pro­ble­ma, se­gún un es­tu­dio, se en­cuen­tra en que es­tas apli­ca­cio­nes no es­tán fun­da­men­ta­das so­bre una ba­se cien­tí­fi­ca, por lo que es im­po­si­ble ase­gu­rar que las ‘health app’ es­tén dan­do el re­sul­ta­do desea­do. Greg Ha­ger, au­tor y pro­fe­sor de cien­cias in­for­ma­ti­cas en la Uni­ver­si­dad Johns Hop­kins, ase­gu­ra que “es­tas apli­ca­cio­nes es­tán cau­san­do pro­ble­mas pa­ra mu­chos usua­rios", por­que se­gún él exis­ten apli­ca­cio­nes co­mo Fi­tbit, que es­ti­ma en 10.000 pa­sos dia­rios la mar­ca ideal que de­ben su­pe­rar sus usua­rios. El pro­ble­ma, ad­vier­te el pro­fe­sor Greg Ha­ger, es que los 10.000 pa­sos se pue­den con­ver­tir en un ob­je­ti­vo sin sen­ti­do da­do que se tra­ta de una ci­fra alea­to­ria sin ba­se cien­tí­fi­ca. Se­gún ex­pli­ca el pro­fe­sor, es­tas apli­ca­cio­nes han uti­li­za­do es­tu­dios ja­po­ne­ses da­ta­dos en 1960 en los que un hom­bre ja­po­nés ca­mi­na­ba 10.000 pa­sos al día. So­bre es­ta idea se fun­da­men­tan mu­chas apli­ca­cio­nes que con­si­de­ran que lo ideal pa­ra un hom­bre me­dio su­po­ne ca­mi­nar más de ocho ki­ló­me­tros pa­ra que­mar unas 3.000 ca­lo­rías. "Has­ta que no ten­ga­mos apli­ca­cio­nes ba­sa­das en la reali­dad fí­si­ca de ca­da usua­rio no ten­drá sen­ti­do uti­li­zar es­te ti­po de apli­ca­cio­nes”, ase­gu­ra Ha­ger que acla­ra: “Hay per­so­nas que no son fí­si­ca­men­te ca­pa­ces de cum­plir esas me­tas, pro­vo­can­do en mu­chos ca­sos le­sio­nes fí­si­cas”.

Te­mo­res exa­ge­ra­dos

Otros ex­per­tos, co­mo el pro­fe­sor John Ja­ki­cic, de la Uni­ver­si­dad de Pit­ts­burgh, que de­mos­tró que las apli­ca­cio­nes pa­ra rea­li­zar ejer­ci­cio no ayu­dan a per­der pe­so, ase­gu­ró que te­ne­mos que te­ner cui­da­do en de­pen­der so­la­men­te de es­tos dis­po­si­ti­vos", pe­ro acla­ró que es­tos no con­lle­van nin­gún ries­go pa­ra la sa­lud. Fi­tbit, a raíz de las acu­sa­cio­nes, acla­ró que el ob­je­ti­vo de los 10.000 pa­sos, equi­va­len­tes a unos ocho ki­ló­me­tros, se ba­sa en re­co­men­da­cio­nes del Cen­tro de Con­trol y la pre­va­len­cia de En­fer­me­da­des de los Es­ta­dos Uni­dos, y ad­vier­te que su ‘app’ no es del to­do re­co­men­da­ble pa­ra aque­llas per­so­nas que se ini­cian en la ac­ti­vi­dad fí­si­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.