¿Sir­ve de al­go co­rrer una vez a la se­ma­na?

Corricolari es correr - - De todo un poco -

Des­de lue­go es me­jor que no ha­cer na­da, aun­que si bus­ca­mos al­go de ren­di­mien­to, co­rrer una vez a la se­ma­na no va a ser un plan de en­tre­na­mien­to muy efi­caz. Si lo ha­ces co­mo com­ple­men­to a otros de­por­tes o, sim­ple­men­te, pa­ra di­ver­tir­te o rom­per con el se­den­ta­ris­mo, per­fec­to. El es­tí­mu­lo que nos pue­da pro­vo­car el co­rrer una vez a la se­ma­na, se va a di­luir, ya que va a pa­sar mu­cho en­tre en­tre­nos. Si to­ma­mos co­rrer co­mo en­tre­na­mien­to cru­za­do a otros de­por­tes, va a es­tar bien co­mo tra­ba­jo de la ba­se ae­ró­bi­ca, pe­ro si ex­clu­si­va­men­te co­rre­mos una vez a la se­ma­na va a ser al­go es­ca­so. ¿Cuán­tos días a la se­ma­na hay que co­rrer pa­ra me­jo­rar? Al me­nos tres días en se­ma­na co­mo mi­ni­mo, don­de po­de­mos al­ter­nar un día de ro­da­je sua­ve, otro de se­ries o cam­bios de rit­mo y otro de ro­da­je más in­ten­so. Tres días a la se­ma­na sí nos da­rá un es­tí­mu­lo cons­tan­te que nos ha­rá pro­gre­sar.

¿Y si co­rro una vez a la se­ma­na pe­ro ha­go más de una ho­ra?

Más que la can­ti­dad, va a im­por­tar la fre­cuen­cia. Se­ría me­jor frac­cio­nar ese en­tre­na­mien­to en tres se­ma­na­les de me­dia ho­ra, pa­ra te­ner esa cons­tan­cia que de­ci­mos. Des­pués de 7 días, di­ga­mos que tu cuer­po ya ha ol­vi­da­do la se­sión an­te­rior y las adap­ta­cio­nes se han per­di­do.

Si so­mos no­va­tos, po­de­mos co­men­zar por tres se­sio­nes se­ma­na­les,

pe­ro ha­cien­do una de ellas an­dan­do, pa­ra que el cuer­po va­ya acos­tum­brán­do­se po­co a po­co. Con el pa­so del tiem­po, ya po­de­mos me­ter esas tres se­ma­na­les so­lo de ca­rre­ra y des­pués su­bir a 4. Ser cons­tan­te no so­lo nos fa­vo­re­ce­rá a la ho­ra de nues­tro ren­di­mien­to co­mo co­rre­do­res, sino tam­bién nos ayu­da­rá a man­te­ner una ali­men­ta­ción e hi­dra­ta­ción equi­li­bra­da du­ran­te to­da la se­ma­na. No ser­vi­rá de mu­cho sa­lir a co­rrer so­lo los fi­nes de se­ma­na si du­ran­te to­da la se­ma­na mi ali­men­ta­ción fue muy ma­la y con mu­chos ex­ce­sos. Ade­más de no ayu­dar­me de­por­ti­va­men­te es­ta­ré au­men­tan­do los fac­to­res de ries­go aso­cia­do a la ma­la prac­ti­ca de­por­ti­va exi­gien­do a mi cuer­po en con­di­cio­nes que no es­ta­rá pre­pa­ra­do.

Re­cuer­de, siem­pre la cons­tan­cia se­rá el me­jor in­di­ca­dor de que es­ta­mos ha­cien­do las co­sas bien, dis­tri­bu­ya sus en­tre­na­mien­tos y sea cons­tan­te con su ali­men­ta­ción equi­li­bra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.