Triatlón:

10 pa­sos pa­ra me­jo­rar en natación

Corricolari es correr - - Contenidos -

Tan Téc­ni­co co­mo el de­por­te de la natación pue­de lle­gar a ser, es di­fí­cil res­pon­der a la cons­tan­te pre­gun­ta de “¿en qué de­bo cen­trar­me?”, así que por ello, aquí Trae­mos una lis­ta de pa­sos pa­ra me­jo­rar su na­da­da en un Triatlón. es­tos no tie­nen que ir ne­ce­sa­ria­men­te en es­te or­den, pe­ro de­be te­ner­los en cuen­ta en un lar­go ca­mino pa­ra lo­grar sus me­tas, sea us­ted prin­ci­pian­te o más ve­te­rano.

• En­tra­da ma­nual: me­ta su mano en el agua jus­to so­bre su lí­nea de ga­fas, y con­dúz­ca­la ha­cia ade­lan­te. mu­chos na­da­do­res intentan ob­te­ner tan­to tiem­po de ai­re co­mo sea po­si­ble al­can­zar an­tes de que la mano en­tra en el agua, pe­ro en reali­dad es más efi­cien­te te­ner en el agua la mano mien­tras gi­ra de un la­do al otro.

• Po­si­ción de la ca­be­za: si­ga mi­ran­do ha­cia aba­jo cuan­do na­de a es­ti­lo li­bre. es im­por­tan­te man­te­ner la ca­be­za ba­ja con só­lo una pe­que­ña par­te de la par­te pos­te­rior de la ca­be­za fue­ra del agua. ade­más, a me­di­da que gi­re a tra­vés del agua, tra­te de no mo­ver la ca­be­za con el res­to de la ro­ta­ción del cuer­po.

• Ti­rar: en el es­ti­lo li­bre, sus ma­nos de­ben ti­rar to­do el ca­mino de re­gre­so más allá de sus caderas. la úl­ti­ma par­te del gol­pe an­tes de la re­cu­pe­ra­ción (bra­zos que sa­len del agua) de­be ser una ace­le­ra­ción de­trás de us­ted, no ha­cia arri­ba del agua.

• Pa­ta­da: Tra­te de mi­ni­mi­zar su pa­ta­da mien­tras en­tre­na pa­ra na­dar. la ma­yo­ría de la gen­te pa­tea­rá de­ma­sia­do du­ro pa­ra com­pen­sar la fal­ta de equi­li­brio en el agua. mi­ni­mi­zar su pa­ta­da le per­mi­ti­rá me­jo­rar su equi­li­brio, así co­mo con­ser­var ener­gía.

• in­ten­si­dad de en­tre­na­mien­to: la me­jor ma­ne­ra de me­dir su in­ten­si­dad de en­tre­na­mien­to es con­tar su rit­mo car­día­co in­me­dia­ta­men­te des­pués de ca­da en­tre­na­mien­to de natación. pue­de es­ti­mar su rit­mo car­día­co con­tan­do su pulso du­ran­te seis se­gun­dos in­me­dia­ta­men­te des­pués de ca­da na­da­da. agre­gue un ce­ro a es­te re­cuen­to, y ten­drá su rit­mo car­día­co de ejer­ci­cio apro­xi­ma­do por mi­nu­to.

• La natación del maes­tro: mué­va­se a un ca­rril más len­to pa­ra tra­ba­jar en la me­jo­ra del mo­vi­mien­to. si per­te­ne­ce a un equi­po de maes­tros, no sien­ta que siem­pre tie­ne que des­ta­car en ca­da en­tre­na­mien­to. los equi­pos de maes­tros sue­len te­ner mu­chas per­so­nas con mu­chas me­tas de natación di­fe­ren­tes. ¡es im­por­tan­te ha­cer lo su­yo! re­cuer­de que la téc­ni­ca vie­ne an­tes de to­do y si es­to sig­ni­fi­ca tra­gar un po­co de or­gu­llo pa­ra ha­cer me­jo­ras, só­lo pen­sar en cuán­to le ayu­da­rá más rá­pi­do es­to pa­ra lar­go pla­zo.

• Man­ten­ga su bra­zo: uno de los ma­los há­bi­tos más co­mu­nes que veo en los na­da­do­res es el bra­zo que cru­za ha­cia el la­do opues­to en el ti­rón. la res­pi­ra­ción es­tá su la­do iz­quier­do pe­ro re­sul­ta que su bra­zo de­re­cho cru­za, res­pi­ran­do en su la­do iz-

quier­do re­sul­ta su cru­ce del bra­zo de­re­cho. a me­nu­do es­to su­ce­de cuan­do uno va a res­pi­rar, pe­ro a ve­ces es cau­sa­do só­lo por so­bre-gi­rar. pa­ra evi­tar es­to, ase­gú­re­se de que su ca­be­za no se mue­ve con el res­to de su cuer­po, e in­ten­te ti­rar más en una lí­nea rec­ta (aún do­blan­do el co­do) y ter­mi­nar el ti­rón en el mis­mo la­do que co­men­zó. (por ejem­plo, cuan­do ten­ga la mano de­re­cha en el agua, ti­re ha­cia atrás pa­ra que la mano ter­mi­ne cer­ca de la ca­de­ra de­re­cha). • Man­ten­ga la sen­sa­ción: si la natación es su de­por­te más du­ro, es im­por­tan­te man­te­ner la sen­sa­ción del agua, y en­trar en el agua por lo me­nos ca­da dos días (no, ¡du­chas y ba­ños no cuen­tan!) de es­ta ma­ne­ra, su cuer­po man­tie­ne su con­cien­cia ci­nes­té­si­ca de equi­li­brio en el agua. • Tra­ba­je esos pul­mo­nes: mez­cle en al­gu­nos con­jun­tos de en­tre­na­mien­to hi­pó­xi­co en sus en­tre­na­mien­tos. por ejem­plo, ha­ga un con­jun­to de 4x100 de res­pi­ra­ción ca­da 3-5-7-9 gol­pes por 25, con 15 se­gun­dos de des­can­so en­tre ca­da 100. ¡sus pul­mo­nes le agra­de­ce­rán es­to ha­cia el fi­nal de la par­te de natación de su ca­rre­ra! • Tra­ba­je su de­bi­li­dad: en el de­por­te del triatlón, la ma­yo­ría de los en­tre­na­do­res es­tán de acuer­do en que us­ted de­be pa­sar más tiem­po tra­ba­jan­do en su pun­to más dé­bil de los tres de­por­tes. pa­ra mu­chos de us­te­des, es­to se­rá na­dar. den­tro de la natación, el mis­mo con­cep­to se apli­ca. pa­se más tiem­po tra­ba­jan­do en la par­te más dé­bil de su ac­ci­den­te ce­re­bro­vas­cu­lar. si el equi­li­brio en su la­do es un pro­ble­ma, ha­ga al­gu­nos ejer­ci­cios de pa­ta­das a su la­do. si mo­ver la ca­be­za es un pro­ble­ma, con­cén­tre­se en la po­si­ción de la ca­be­za la ma­yor par­te del tiem­po. sea lo que sea, ga­na­rá más al pa­sar su tiem­po de la pis­ci­na me­jo­ran­do en esa de­bi­li­dad. es más que pro­ba­ble que man­te­ner el equi­li­brio en­tre su con­su­mo de ca­lo­rías y el es­fuer­zo de ca­lo­rías sea un ob­je­ti­vo. pe­ro, co­mo mu­chos de no­so­tros, pro­ba­ble­men­te se pre­gun­te cuán­ta ener­gía se que­ma cuan­do se di­ri­ge a la pis­ci­na pa­ra un en­tre­na­mien­to de natación. la natación es, sin lu­gar a du­das, una ma­ne­ra efec­ti­va de que­mar ca­lo­rías. Y, ya que la natación es un de­por­te sin im­pac­to, es neu­tral en áreas de pro­ble­mas co­mu­nes co­mo la es­pal­da ba­ja y las ro­di­llas. así que si tie­ne le­sio­nes, es una gran op­ción pa­ra mu­chos adul­tos que bus­can una ac­ti­vi­dad pa­ra que­mar ca­lo­rías.

Las Va­ria­bles

al­gu­nas co­sas a con­si­de­rar aquí: en pri­mer lu­gar, su pe­so jue­ga un gran fac­tor en cuán­to se que­ma. ge­ne­ral­men­te, cuan­to más pe­sa, más que­ma. pe­ro pa­ra ha­cer las co­sas bien, el me­ta­bo­lis­mo de una per­so­na es tam­bién un fac­tor en cuán­tas ca­lo­rías se queman, y el me­ta­bo­lis­mo va­ría sin im­por­tar tan­to cuál es su pe­so. es di­fí­cil calcular el me­ta­bo­lis­mo in­di­vi­dual, por lo que es­tos nú­me­ros se ba­san en la ta­sa me­ta­bó­li­ca ba­sal pa­ra la gen­te pro­me­dio en una va­rie­dad de cla­ses de pe­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.