¿SE DE­BE MO­VER LAS PIER­NAS EN NATACIÓN EN EL TRIATLÓN?

Corricolari es correr - - El Triatleta Y Su Mundo -

En triatlón siem­pre se di­ce que en el sec­tor de natación “no se de­ben mo­ver las pier­nas pa­ra no can­sar­las pa­ra ha­cer la bi­ci y des­pués co­rrer”. Pe­ro, ¿de­be ha­cer­se así? El ba­ti­do de pier­nas no só­lo tie­ne un efec­to pro­pul­si­vo, sino que tam­bién lo tie­ne de ele­va­ción del cuer­po. Se­gún nues­tra ve­lo­ci­dad, po­si­ción y án­gu­los de la ba­ti­da de pies de crol ejer­ce­re­mos una ma­yor o me­nor fuer­za de arras­tre y ele­va­ción al na­dar. Es por eso por lo que la fle­xi­bi­li­dad del to­bi­llo y de las ar­ti­cu­la­cio­nes del pie es muy im­por­tan­te pa­ra que la re­sul­tan­te de la di­rec­ción de la fuer­za pro­pul­si­va se apro­xi­me a la di­rec­ción de la fuer­za de des­pla­za­mien­to. Una ro­ta­ción in­ter­na del pie ha­ce que el dor­so del pie ten­ga más su­per­fi­cie de con­tac­to con el agua y que por tan­to me­jo­re la ba­ti­da de pies de crol.

Fun­cio­nes del ba­ti­do de pies de crol Evi­tar que el cuer­po se hun­da Con­tra­rres­tar las po­si­bles ro­ta­cio­nes ge­ne­ra­das por el ro­li­do del tron­co. Evi­tar las la­te­ra­li­za­cio­nes ge­ne­ra­das por el mo­vi­mien­to de los bra­zos en las bra­za­das de crol. ¿Y en­ton­ces no sir­ve pa­ra pro­pul­sar­te? Pues sí y no. Es­tá de­mos­tra­do que el ba­ti­do de pies de crol con­tri­bu­ye a la pro­pul­sión has­ta una ve­lo­ci­dad de 1,3-1,5m/s, de­pen­dien­do del na­da­dor. Es de­cir, en un pri­mer mo­men­to sí que te pue­de ayu­dar a avan­zar, pe­ro en cuan­to las bra­za­das de mano to­men la iner­cia ne­ce­sa­ria los pies só­lo ser­vi­rán pa­ra ha­cer lo ex­pli­ca­do en los tres pun­tos an­te­rio­res.

En­ton­ces, ¿hay que mo­ver­los , o no? Hay que mo­ver­los, eso es­tá cla­ro, pe­ro no es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra pro­pul­sar­te. Una vez con­se­gui­do man­te­ner es­ta­bles los des­equi­li­brios de los que ha­bla­mos, de­bes tra­ba­jar tu téc­ni­ca pa­ra in­ver­tir en ellos la me­nor can­ti­dad de ener­gía po­si­ble. Si ha­ces una ba­ti­da de pies de crol muy in­ten­sa lo que ha­rás se­rá te­ner un gas­to ca­ló­ri­co de­ma­sia­do ele­va­do.

Có­mo en­tre­nar la ba­ti­da de pies de crol

En mi tra­ba­jo co­mo en­tre­na­dor sue­lo me­ter en las se­sio­nes de pis­ci­na tra­ba­jo de pies de ba­ti­da de pies de crol en ver­ti­cal. Es una po­si­ción en la que el mis­mo na­da­dor pue­de mi­rar­se mien­tras lo ha­ce con lo que el feed­back es di­rec­to. Las fa­ses de tra­ba­jo se­rían: Se pue­de em­pe­zar con las dos ma­nos aga­rra­das al fi­lo de la pis­ci­na. Una vez con­se­gui­do ha­cer bien así sol­tar una mano y man­te­ner una aga­rra­da so­la­men­te. De ahí se pa­sa­ría a no es­tar aga­rra­do con nin­gu­na mano, y es­tas co­lo­ca­das de­trás de la es­pal­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.