Pa­blo, po­see­dor del don de ge­ne­rar y con­ta­giar la pa­sión por co­rrer

Corricolari es correr - - Contenidos -

Cho­car las ma­nos, com­par­tien­do la emo­ción y ge­ne­rar son­ri­sas, to­do ello en el es­ce­na­rio de las carreras. En un es­ce­na­rio pa­ra la con­cen­tra­ción en la bús­que­da de al­can­zar los ob­je­ti­vos pla­ni­fi­ca­dos. En un es­ce­na­rio en el que sus pro­ta­go­nis­tas se con­ce­den po­co mar­gen pa­ra otra in­ter­ac­ción que no sea la que los une: al­can­zar la me­ta con su ener­gía, con­cen­tra­dos pa­ra que las fuer­zas les asis­tan. Y allí, en esa se­cuen­cia de zan­ca­das, res­pi­ra­cio­nes, la­ti­dos y las pa­la­bras de áni­mo de los es­pec­ta­do­res irrum­pe Pa­blo: la mayor y más con­ta­gio­sa pa­sión por co­rrer. La más pro­fun­da y sin­ce­ra ex­pre­sión de la fe­li­ci­dad de co­rrer. Muy bien­ve­ni­do Pa­blo a las carreras, es un lu­jo que ha­yas irrum­pi­do en ellas con­ta­gian­do tan­to. Un don del que muy po­cos son po­see­do­res y tú eres uno de ellos. Gra­cias por con­ta­giar des­de lo más pro­fun­do, con tu son­ri­sa que lle­va a son­reir, con tus ma­nos que lle­van al enér­gi­co en­cuen­tro de nues­tras ma­nos. Gra­cias por con­se­guir inun­dar de pa­sión allá don­de co­rres. Nos gus­ta co­rrer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.