¿En­tre­nar se­gún el pul­so o el rit­mo?

Corricolari es correr - - De Todo Un Poco -

Una de las pre­gun­tas más fre­cuen­tes de los co­rre­do­res es: en­treno “por pul­so” o “por rit­mo” Bien, ex­po­ne­mos las si­guien­tes va­ria­bles pa­ra el con­trol del en­tre­na­mien­to con sus ven­ta­jas e in­con­ve­nien­tes.

Fre­cuen­cia car­día­ca: V. en­ta­jas: En ejer­ci­cios de al­to com­po­nen­te ae­ró­bi­co, so­bre to­do por de­ba­jo de la in­ten­si­dad Vo2max, se co­rre­la­cio­na. bas­tan­te bien con la in­ten­si­dad

Mues­tra la car­ga in­ter­na, es de­cir, qué efec­to tie­ne de­ter­mi­na­do es­tí­mu­lo so­bre nues­tro or­ga­nis­mo.

Es ba­ra­to y sen­ci­llo. In­con­ve­nien­tes:.

En en­tre­na­mien­tos in­ter­vá­li­cos de in­ten­si­da­des cer­ca­nas o su­pe­rio­res al Vo2max, no es un buen in­di­ca­dor ya que la FC no se ele­va ni des­cien­de al mis­mo. rit­mo que la in­ten­si­dad del ejer­ci­cio.

En oca­sio­nes es mo­les­to, pue­de pro­vo­car ro­za­du­ras..

Hay ele­men­tos que pue­den dis­tor­sio­nar la in­ter­pre­ta­ción de la fre­cuen­cia car­día­ca, co­mo el ca­lor, frío, es­trés, fa­ti­ga, etc…

Rit­mo:

Ven­ta­jas:

Mues­tra el ren­di­mien­to real.

Res­pon­de y mues­tra rá­pi­da­men­te las va­ria­cio­nes de in­ten­si­dad (GPS).

Pre­ci­sión ab­so­lu­ta (cir­cui­to “bien” me­di­do + crono).

In­con­ve­nien­tes:

En oca­sio­nes el rit­mo ins­tan­tá­neo del GPS no es muy pre­ci­so (mayor pre­ci­sión de rit­mos pro­me­dios).

En en­tre­na­mien­tos de in­ter­va­los cor­tos, el GPS ge­ne­ra un mayor mar­gen de error.

En con­tex­tos ines­ta­bles (su­per­fi­cie irre­gu­lar, cues­tas, vien­to) el rit­mo no re­fle­ja el es­fuer­zo real.

En re­su­men:

Uti­li­ce la fre­cuen­cia car­día­ca y el rit­mo co­mo re­fe­ren­cias.

Pa­ra en­tre­na­mien­tos en con­di­cio­nes muy es­ta­bles, tan­to rit­mo co­mo fre­cuen­cia car­dia­ca pue­den ser bue­nas re­fe­ren­cias.

Pa­ra en­tre­na­mien­tos en con­di­cio­nes ines­ta­bles, el rit­mo pier­de to­da su va­li­dez.

Pa­ra en­tre­na­mien­tos de in­ten­si­da­des muy al­tas, la fre­cuen­cia car­día­ca pier­de to­da su va­li­dez.

Des­con­fíe de la me­di­ción ins­tan­tá­nea del rit­mo en el GPS, me­jor to­mar pro­me­dios de los in­ter­va­los pa­ra con­tro­lar el rit­mo.

Pien­se, ana­li­ce y apren­da acer­ca de su cuer­po y sus pro­pias sen­sa­cio­nes. Con el tiem­po no ne­ce­si­ta­rá nin­gún dis­po­si­ti­vo más allá de un cro­nó­me­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.