ZO­NAS DE EN­TRE­NA­MIEN­TO POR FRE­CUEN­CIA CAR­DÍA­CA

Una estrategia de ali­men­ta­ción in­te­gral, que se ba­se en gra­sas sa­lu­da­bles y evi­te los au­men­tos de azú­car en la sangre jun­to con su­ple­men­tos es­pe­cí­fi­cos me­jo­ra­rá la sen­si­bi­li­dad a la in­su­li­na y la lep­ti­na pa­ra que su ce­re­bro pue­da es­cu­char nue­va­men­te las s

Corricolari es correr - - Salud -

( is­que­mia car­día­ca), pa­ra de­tec­tar arrit­mias ( al­te­ra­cio­nes del rit­mo del co­ra­zón) po­ten­cial­men­te pe­li­gro­sas, y sin­to­ma­to­lo­gía re­la­cio­na­da con de­fi­cien­te adaptación car­dio­vas­cu­lar al es­fuer­zo. El dis­po­ner de da­tos de la PE es im­por­tan­te, pe­ro tie­ne tan­to o más va­lor dis­po­ner pri­me­ro de una his­to­ria clí­ni­ca y de­por­ti­va com­ple­ta.

Pa­ra evi­tar ma­las adap­ta­cio­nes car­dio- cir­cu­la­to­rias en nues­tro or­ga­nis­mo, de­be­ría­mos, an­tes de comenzar a co­rrer, ha­cer siem­pre ca­len­ta­mien­to, ya que la fal­ta del mis­mo lle­va a la fa­ti­ga pre­coz por ma­la adaptación car­dio- cir­cu­la­to­ria. Si no ca­len­ta­mos, au­men­ta­mos brus­ca­men­te nues­tra fre­cuen­cia car­día­ca y la pre­sión ar­te­rial sis­tó­li­ca, con

Prue­ba de es­fuer­zo con elec­tro­car­dio­gra­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.