7 Con­se­jos de nu­tri­ción pa­ra co­rre­do­res

Corricolari es correr - - De todo un Poco -

Si­gue es­tos sen­ci­llos con­se­jos de nu­tri­ción pa­ra te­ner ener­gía su­fi­cien­te en tus en­tre­na­mien­tos y pa­ra cons­truir un cuer­po más li­ge­ro y fuer­te.

Eli­ge ali­men­tos no pro­ce­sa­dos Man­tén en tu re­fri­ge­ra­dor y des­pen­sa ali­men­tos sa­nos pa­ra una die­ta nu­tri­ti­va y ba­lan­cea­da, ta­les ali­men­tos pue­den ser gra­nos en­te­ros, pes­ca­do, car­nes ma­gras, ve­ge­ta­les y fru­tas. Es­tos pro­por­cio­nan nu­trien­tes esen­cia­les, que ayu­da­rán con tus en­tre­na­mien­tos y tam­bién con la re­cu­pe­ra­ción des­pués de co­rrer. Tra­ta de mi­ni­mi­zar la can­ti­dad de ali­men­tos pro­ce­sa­dos que con­su­mes.

Rea­li­za co­mi­das pe­que­ñas du­ran­te el día La no­ción de tres co­mi­das gran­des al día no fun­cio­na pa­ra los co­rre­do­res. Ne­ce­si­ta­mos más ca­lo­rías du­ran­te el día que las per­so­nas se­den­ta­rias, así que es me­jor una pe­que­ña co­mi­da ca­da tres o cua­tro ho­ras. Ha­cer pe­que­ñas co­mi­das te ayu­da­rá a man­te­ner tus ni­ve­les de ener­gía du­ran­te to­do el día y evi­ta­rá que sien­tas ham­bre to­do el tiem­po.

No te pri­ves de los ali­men­tos que te gus­tan Sa­be­mos lo que pa­sa si ce­des en tus co­mi­das fa­vo­ri­tas: Un día ten­drás un an­to­jo tre­men­do y ter­mi­na­rás por ex­ce­der­te. Es me­jor si te per­mi­tes pe­que­ñas por­cio­nes de los ali­men­tos que te gus­tan y no te obli­gas a co­mer ali­men­tos que real­men­te no te gus­tan. En el lar­go pla­zo, aho­rra­rás ca­lo­rías, por­que te sen­ti­rás más sa­tis­fe­cho y se­rá me­nos pro­ba­ble que co­mas en ex­ce­so. Co­mer con mo­de­ra­ción es la cla­ve.

Mez­cla las co­sas Tra­ta de no caer en el há­bi­to de co­mer los mis­mos ali­men­tos día tras día. La pas­ta a me­nu­do se con­vier­te en un ele­men­to bá­si­co de la die­ta de un co­rre­dor, pe­ro hay mu­chas otras op­cio­nes de car­bohi­dra­tos sa­lu­da­bles pa­ra los co­rre­do­res, co­mo el arroz, quinoa o cus­cús. Di­fe­ren­tes fru­tas y ver­du­ras pro­por­cio­nan di­fe­ren­tes nu­trien­tes, por lo que es im­por­tan­te que con­su­mas una bue­na mez­cla de fru­tas y ver­du­ras.

No te ol­vi­des de la pro­teí­na Los co­rre­do­res se cen­tran tan­to en el con­su­mo de car­bohi­dra­tos que sus ne­ce­si­da­des de pro­teí­nas a ve­ces se ol­vi­dan. La pro­teí­na se uti­li­za pa­ra ob­te­ner al­go de ener­gía y pa­ra re­pa­rar el te­ji­do da­ña­do du­ran­te el en­tre­na­mien­to. Las pro­teí­nas

% de­be­rían apor­tar al­re­de­dor del 15 de nues­tra in­ges­ta dia­ria. Los co­rre­do­res, es­pe­cial­men­te los que se en­tre­nan pa­ra dis­tan­cias lar­gas co­mo ma­ra­to­nes, de­be­mos con­su­mir de 1 a 1.5 gra­mos de pro­teí­na por ki­lo de pe­so cor­po­ral. Al­gu­nas bue­nas fuen­tes de pro­teí­nas son el pes­ca­do, la car­ne ma­gra, po­llo, fri­jo­les, nue­ces, gra­nos en­te­ros, cla­ras de hue­vo, le­che ba­ja en gra­sa, que­so ba­jo en gra­sa y al­gu­nas ver­du­ras.

To­ma su­fi­cien­te agua Man­ten­te bien hi­dra­ta­do du­ran­te el día to­man­do agua, te ayu­da­rá a pro­ce­sar las ca­lo­rías y me­jo­ra tu ren­di­mien­to. Una pe­que­ña des­hi­dra­ta­ción pue­de ha­cer más len­to tu me­ta­bo­lis­mo.

Con­su­me gra­sas mo­no­in­sa­tu­ra­das Usa acei­te de oli­va o acei­te de ca­no­la, o con­su­me agua­ca­te, es­tas son al­gu­nas de las gra­sas más sa­lu­da­bles que pue­des en­con­trar. Las gra­sas mo­no­in­sa­tu­ra­das se han re­la­cio­na­do con una dis­mi­nu­ción de enfermedades car­día­cas e in­far­tos, son uno de los in­gre­dien­tes bá­si­cos de la die­ta mediterránea. Es más sa­lu­da­ble pa­ra un co­rre­dor ob­te­ner sus ca­lo­rías de gra­sa de es­te ti­po que de op­cio­nes no sa­lu­da­bles, co­mo la man­te­ca o ali­men­tos fri­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.