Fra­ca­sa la ini­cia­ti­va de bo­rrar ré­cords du­do­sos por do­pa­je

La ini­cia­ti­va de la Aso­cia­ción Eu­ro­pea no pros­pe­ra an­te la opo­si­ción ge­ne­ral, in­clui­dos atle­tas de su­per­éli­te. Ni si­quie­ra se dis­cu­te ya.

Corricolari es correr - - Visto En La Red - En www.as.com

La ini­cia­ti­va de la Aso­cia­ción Eu­ro­pea de Atle­tis­mo (AEA) pa­ra anu­lar cier­tos ré­cords con­ti­nen­ta­les que po­drían ser du­do­sos a cau­sa del do­pa­je ha fra­ca­sa­do y no se pon­drá en mar­cha.

Así lo con­fir­ma a es­te pe­rió­di­co Jo­sé Luis de Carlos, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la ( RFEA) y miem­bro de la di­rec­ti­va de la AEA: ”No va a sa­lir ade­lan­te. Fue bá­si­ca­men­te la idea de un gru­po de abo­ga­dos y la fór­mu­la tie­ne mu­cha gen­te en con­tra”. La ini­cia­ti­va sur­gió en enero de 2017 y se re­fle­jó en el do­cu­men­to ‘ In­for­me del Equi­po del Pro­yec­to so­bre Cre­di­bi­li­dad de los Ré­cords de Eu­ro­pa’, que pre­si­día el ir­lan­dés Pier­ce O’ Ca­llag­han ( je­fe de Ope­ra­cio­nes del Mun­dial de Londres) , y que es­ta­ba in­te­gra­do por el bri tá­ni­co Bi l l Glad ( res­pon­sa­ble del ga­bi­ne­te del pre­si­den­te de la AEA) , el f in­lan­dés Mir­ko Ja­la­va ( es­ta­díst ico) , el ho­lan­dés Ruud Kok ( miem­bro de la fe­de­ra­ción ho­lan­de­sa), el hún­ga­ro Im­re Ma­traha­zi ( je­fe de los ser­vi­cios téc­ni­cos de la IAAF), el ita­liano Gian­ni Mer­lo ( pre­si­den­te de la Aso­cia­ción In­ter­na­cio­nal de Pe­rio­dis­tas De­por­ti­vos) y el ale­mán Cle­mens Pro­kop (pre­si­den­te de la fe­de­ra­ción de su país). Se tra­ta­ba de anu­lar aque­llas mar­cas “que no tu­vie­ran cre­di­bi­li­dad”, por­que “de ello de­pen­de el po­der de ca­da ré­cord” y se re­co­no­cía que “la tris­te reali­dad es que hay ré­cords mun­dia­les, con­ti­nen­ta­les o na­cio­na­les, en los cua­les las per­so­nas in­vo­lu­cra­das en nues­tro de­por­te, los me­dios y el público en ge­ne­ral no tie­nen una com­ple­ta con­fian­za”. En to­do ca­so, no ha­bía una enu­me­ra­ción de plus­mar­cas a anu­lar. La idea era co­men­zar con una nue­va lis­ta de ré­cords ba­ti­dos en 2005 o pos­te­rior­men­te, pe­ro uno de los pun­tos fla­cos del in­for­me era que na­da po­día ase­gu­rar al cien por cien que esos nue­vos ré­cords no es­tu­vie­ran tam­bién con­ta­mi­na­dos por el do­pa­je. La reac­ción de los atle­tas fue con­tun­den­te en con­tra. El cu­bano Ja­vier So­to­ma­yor, plus­mar­quis­ta de al­tu­ra, se sin­tió “ofen­di­do”. Mi­ke Po­well, el es­ta­dou­ni­den­se que des­ban­có a Bob Bea­mon en lon­gi­tud co­men­tó que la me­di­da era “una in­jus­ti­cia y una bo­fe­ta­da” y anun­ció que ha­bía da­do or­den a su abo­ga­do de po­ner una de­man­da si se apro­ba­ba la me­di­da. La bri­tá­ni­ca Pau­la Rad­clif­fe, re­cord­wo­man mun­dial de ma­ra­tón, di­jo que la me­di­da era “co­bar­de” y que “sin du­da se cast iga­rá a at le­tas inocen­tes” y Co­lin Jack­son, el bri­tá­ni­co que tu­vo el ré­cord mun­dial de 1 10 me­tros val las, co­men­tó: “To­dos en­ten­de­mos el pro­ble­ma del do­pa­je, pe­ro no te­ne­mos cul­pa de que nos anu­len los ré­cords a aque­llos atle­tas que he­mos com­pe­ti­do lim­pios”. Jo­sé Luis de Carlos aña­de: “Ten­dría que ha­ber un acuer­do con la IAAF y es di­fí­cil que se lle­gue a eso. Por otra par­te, no hay que rom­per la his­to­ria, y tam­po­co si pa­ra ‘ma­tar’ a al­guien cul­pa­ble ‘ma­ta­mos’ a un mon­tón de inocen­tes”. Raúl Cha­pa­do, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la, tam­po­co es par­ti­da­rio de una ci­ru­gía de es­te ti­po: “No po­de­mos eli­mi­nar de las lis­tas así por­que sí a mi­tos de nues­tro de­por­te, sim­ple­men­te por­que ten­ga­mos al­gu­na du­da. Es­to no sal­drá ade­lan­te co­mo se ha for­mu­la­do. De he­cho, en las reunio­nes a las que he asis­ti­do tan­to de la AEA co­mo de la IAAF ni si­quie­ra se ha tra­ta­do el te­ma”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.