DIE­TAS

Mo­men­to de­por­ti­vo

Corricolari es correr - - Nutrición -

va­ria­da, ade­cua­da al de­por­tis­ta, y que so­lo se uti­li­cen com­pues­tos ti­po “su­ple­men­tos vi­ta­mí­ni­cos” en ca­so de ne­ce­si­dad.

aun­que con las can­ti­da­des re­co­men­da­das por la rda se cu­bren las ne­ce­si­da­des ge­ne­ra­les, en la die­ta del de­por­tis­ta hay que te­ner en cuen­ta otras par­ti­cu­la­ri­da­des di­rec­ta­men­te de­pen­dien­tes del ac­to de­por­ti­vo: la du­ra­ción de la prue­ba. la in­ten­si­dad con la que se prac­ti­ca. las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas ex­ter­nas (tem­pe­ra­tu­ra y hu­me­dad).

es­tas con­di­cio­nes mar­can el mo­men­to y la can­ti­dad en la que se de­ben apor­tar las ra­cio­nes ade­cua­das. el ob­je­ti­vo es cu­brir las pér­di­das “extra” que se pro­duz­can. Co­mo da­to in­di­ca­ti­vo, se ad­mi­te que con un tra­ba­jo cor­po­ral in­ten­so en un cli­ma mo­de­ra­do, la pér­di­da de agua es de apro­xi­ma­da­men­te 1-1,5 l/ho­ra. en in­di­vi­duos en­tre­na­dos y acli­ma­ta­dos pue­den man­te­ner ta­sas de su­do­ra­ción ma­yo­res a 2 l/h du­ran­te va­rias ho­ras, cuan­do rea­li­zan ejer­ci­cio en con­di­cio­nes ca­lu­ro­sas y hú­me­das. in­clu­so se han rea­li­za­do es­tu­dios pa­ra cuan­ti­fi­car la pér­di­da de pe­so por su­dor en deportes acuá­ti­cos, ob­ser­van­do que en uno de los ca­sos se pro­du­jo una pér­di­da de pe­so del 2,1% (va­lor que com­pro­me­te el ren­di­mien­to del de­por­tis­ta) y en otros dos ca­sos se pro­du­jo una pér­di­da de pe­so del 1,5%, lo que cons­ti­tu­ye una si­tua­ción de ries­go. por ello, se con­clu­yó que in­clu­so en los deportes acuá­ti­cos, exis­te la pér­di­da de pe­so por su­do­ra­ción y el ries­go de su­frir des­hi­dra­ta­ción es­tá presente. Con­cen­tra­cio­nes de 4% a 8% pa­ra even­tos de ejer­ci­cio in­ten­sos que du­ran más de 1 ho­ra, en los ejer­ci­cios fí­si­cos de in­ten­si­dad mo­de­ra­da y con una du­ra­ción me­nor de 1 ho­ra, la rehi­dra­ta­ción pue­de lle­var­se a ca­bo con agua.

la sen­sa­ción de sed no es un buen in­di­ca­dor de los re­que­ri­mien­tos de agua cor­po­ra­les. en ge­ne­ral la sed no se percibe has­ta que la per­so­na ha per­di­do una can­ti­dad de agua co­rres­pon­dien­te al apro­xi­ma­da­men­te 2% del pe­so cor­po­ral.

las nor­mas a te­ner en cuen­ta pa­ra con­se­guir un apor­te ade­cua­do de lí­qui­dos en un ac­to de­por­ti­vo son las si­guien­tes:

ase­gu­rar que se com­pen­san las pér­di­das, so­bre to­do en deportes de re­sis­ten­cia (dada su lar­ga du­ra­ción).

XXXXXXXXXXX

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.