CON­FE­SIO­NES.

Sa­ber reír­se de una mis­ma es un ar­te di­fí­cil de do­mi­nar. Con­viér­te­te en una ex­per­ta con las cua­tro his­to­rias que te trae­mos es­te mes.

Cosmopolitan España - - Sumario -

Mo­men­tos em­ba­ra­zo­sos y ci­tas pa­ra ol­vi­dar.

BAI­LE AL VO­LAN­TE

« Le co­gí el co­che a mi ma­dre por­que te­nía que ha­cer un re­ca­do. Pu­se la ra­dio, em­pe­zó a so­nar mi can­ción fa­vo­ri­ta… ¡y sin dar­me cuen­ta es­ta­ba bai­lan­do! Y así, pa­ré en un se­má­fo­ro en ro­jo, mi­ré ha­cia un la­do y des­cu­brí a un gru­po de chi­cos des­tor­ni­llán­do­se. No me que­dó más re­me­dio que des­pe­dir­me de ellos can­tan­do aún más fuer­te». CELIA (23 años).

CHAPUZÓN INES­PE­RA­DO

«Or­ga­ni­cé un via­je con mi fa­mi­lia a nues­tro pue­blo pa­ra deses­tre­sar­nos del an­gus­tio­so rit­mo de la ciu­dad. La ver­dad, es­tá­ba­mos to­dos sa­tu­ra­dos por el tra­ba­jo o los es­tu­dios, así que pa­re­cía un plan de­tox per­fec­to, con ex­cur­sión de sen­de­ris­mo al­re­de­dor de un enor­me lago y un píc­nic in­clui­dos. Co­mo es­ta­ba to­do ver­de y ha­cía buen día, le pe­dí a mi her­mano que me sa­ca­ra una fo­to en la ori­lla. Sin dar­me cuen­ta, me eché pa­ra atrás más de la cuen­ta, me tro­pe­cé con una ra­ma y me caí al agua. Lo me­jor fue que mi her­mano, en lu­gar de ayu­dar­me, se de­di­có a ha­cer­me fo­tos pa­ra en­viar­las por What­sApp a sus ami­gos y po­der ha­cer me­mes» ES­PE­RAN­ZA (22 años). .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.