La­va sus bi­be­ro­nes

Crecer Feliz - - SALUD - Mar­ga Cas­tro Ase­sor: Juan Ma­nuel Sanz-Ga­dea, pe­dia­tra

Ade­más de ob­ser­var una es­tric­ta higiene al pre­pa­rar sus to­mas, ase­gú­ra­te de que los bi­be­ro­nes, te­ti­nas y ros­cas es­tán per­fec­ta­men­te lim­pios an­tes de es­te­ri­li­zar­los (los res­tos de ali­men­to son un cal­do de cul­ti­vo pa­ra los gér­me­nes). La cla­ve es­tá en la­var con agua y ja­bón todos los uten­si­lios que es­tén en con­tac­to con la le­che, uti­li­zan­do una es­co­bi­lla pa­ra lim­piar bien el in­te­rior de los bi­be­ro­nes y la ros­ca. Y no ol­vi­des dar la vuel­ta a las te­ti­nas pa­ra lim­piar­las. no es ne­ce­sa­rio ha­cer­lo. Al­gu­nos pe­dia­tras re­co­mien­dan uti­li­zar agua her­vi­da o mi­ne­ral has­ta que el ni­ño cum­pla el año de edad, otros es­ti­man que un be­bé sano pue­de to­mar agua del gri­fo des­de el sex­to mes.

Por otra par­te, ten en cuen­ta que hay que pre­pa­rar el bi­be­rón pa­ra ca­da to­ma y no guar­dar res­tos de le­che ni si­quie­ra en la ne­ve­ra.

A par­tir de los 6 me­ses tu hi­jo to­ma­rá pu­rés de fru­ta y de ver­du­ra; no ol­vi­des la­var­te siem­pre las ma­nos al pre­pa­rar su co­mi­da, la­var muy bien ba­jo el gri­fo las ver­du­ras y fru­tas (en el mer­ca­do pue­des en­con­trar un lí­qui­do es­pe­cial pa­ra de­sin­fec­tar­las), lim­piar bien los uten­si­lios y las su­per­fi­cies so­bre las que tra­ba­jas... La­va tam­bién las ma­nos al be­bé an­tes de ca­da co­mi­da por­que to­ca­rá el pu­ré y se las chu­pa­rá.

El chupete, siem­pre lim­pio

La es­te­ri­li­za­ción del chupete hay que ha­cer­la siem­pre al es­tre­nar­lo y, des­pués, una vez al día (el tiem­po que de­bes se­guir man­te­nien­do es­ta me­di­da de­pen­de, como ya he­mos co­men­ta­do an­tes, de lo que in­di­que el pe­dia­tra).

De cual­quier mo­do, cuan­do se cai­ga al sue­lo pa­ra lim­piar­lo de­bes la­var­lo con agua, no in­tro­du­cir­lo en tu bo­ca (le trans­mi­ti­rías tus ca­ries, ade­más de in­fec­cio­nes de virus res­pi­ra­to­rios). Fue­ra de ca­sa, lle­va una bo­te­lli­ta de agua mi­ne­ral, muy útil pa­ra la­var­lo. Si­gue la mis­ma nor­ma con los mor­de­do­res y otros ju­gue­tes que el ni­ño se lle­ve a la bo­ca. Y cuan­do tu be­bé em­pie­ce a ga­tear, man­tén una bue­na higiene en los sue­los y no ol­vi­des ce­rrar la puer­ta de la co­ci­na y del ba­ño y clau­su­rar el inodo­ro.

Cuan­do su chupete cai­ga al sue­lo lím­pia­lo bien ba­jo el gri­fo; no se te ocu­rra

chu­par­lo, le pa­sa­rías tus gér­me­nes.

Si en ca­sa con­vi­vís con un ani­mal...

En es­te ca­so lo ideal es aco­tar un es­pa­cio pa­ra el ani­mal, fre­gar el res­to de la ca­sa y des­pués de­jar al ni­ño ga­tear. Otra po­si­bi­li­dad es per­mi­tir­les la con­vi­ven­cia, pe­ro te­nien­do un per­fec­to con­trol del ni­ño pa­ra que no se lle­ve na­da a la bo­ca ni se chu­pe las ma­nos (acos­túm­bra­te a la­vár­se­las a me­nu­do). Los la­me­to­nes son mues­tras de ca­ri­ño, pe­ro es me­jor evi­tar­los.

Cuan­do lle­ves a tu hi­jo al par­que, de­ja que jue­gue con la are­na, pe­ro só­lo si es­tás se­gu­ra de que es un lu­gar al que no ac­ce­den los pe­rros. Vi­gi­la a tu be­bé pa­ra que no se co­ma la are­na, tras los jue­gos lím­pia­le las ma­nos con una toa­lli­ta y cuan­do lle­gues a ca­sa no ol­vi­des la­vár­se­las con agua y ja­bón, al igual que sus ju­gue­tes. Haz de ello un há­bi­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.