¿Le lle­vo de píc­nic? Sí, si si­gues es­tas pau­tas

El se­cre­to para que tu be­bé dis­fru­te de es­ta aven­tu­ra sin co­rrer ries­gos es­tá en ele­gir bien los ali­men­tos, en trans­por­tar­los co­rrec­ta­men­te y en to­mar una se­rie de pre­cau­cio­nes.

Crecer Feliz - - ALIMENTACIÓN -

Con la lle­ga­da del buen tiempo ape­te­ce apro­ve­char los fi­nes de se­ma­na para co­mer de píc­nic en el cam­po. Pe­ro ¿qué pa­sa si tie­nes un be­bé que ya ha em­pe­za­do con la ali­men­ta­ción com­ple­men­ta­ria? ¿Es apro­pia­do dar­le de co­mer al ai­re li­bre? La res­pues­ta es sí, siem­pre que eli­jas y pre­pa­res bien los ali­men­tos y que re­cuer­des al­gu­nas pau­tas y cier­tas pre­cau­cio­nes.

Bue­nas re­co­men­da­cio­nes

Sí­gue­las y es­te día se­rá per­fec­to para to­dos:

No va­ríes de­ma­sia­do sus cos­tum­bres. To­dos los be­bés ne­ce­si­tan cier­ta ru­ti­na. No pa­sa na­da si es­te día cam­bias un po­co los ho­ra­rios o le das co­mi­das me­nos pau­ta­das, pe­ro si co­me muy tar­de es­ta­rá ner­vio­so y no to­ma­rá na­da, y si le ofre­ces ali­men­tos de for­ma des­con­tro­la­da, su es­tó­ma­go lo su­fri­rá.

Apues­ta por la co­mo­di­dad. Si ya to­ma ali­men­tos só­li­dos op­ta por al­gún pla­to úni­co que com­bi­ne to­dos los nu­trien­tes que ne­ce­si­ta (hi­dra­tos de car­bono, pro­teí­nas, gra­sas...). Lo mejor es lle­var su co­mi­da se­pa­ra­da de la del res­to de la fa­mi­lia, pi­ca­di­ta y lis­ta para ofre­cér­se­la.

Lle­va ba­be­ros de so­bra y dos cam­bios de ro­pa, por si se man­cha, y cu­bier­tos y pla­tos in­fan­ti­les, que ha­rán que la co­mi­da le pa­rez­ca de lo más di­ver­ti­da y ape­te­ci­ble.

Cua­tro pre­cau­cio­nes

No te las sal­tes. Son im­por­tan­tes para to­dos, pe­ro con un be­bé se con­vier­ten en esen­cia­les. Trans­por­ta bien la co­mi­da. Va a es­tar mu­cho tiempo al ca­lor, con lo que tie­ne más ries­go de con­ta­mi­na­ción. Para evi­tar­lo, los só­li­dos de­ben ir en en­va­ses de plás­ti­co bien ce­rra­dos (mejor tras­lú­ci­dos) y los lí­qui­dos en bo­tes her­mé­ti­cos. En uno y otro ca­so, si ne­ce­si­tan frío han de ir en ne­ve­ra por­tá­til.

No eli­jas para es­te día ali­men­tos o pre­pa­ra­cio­nes a los que no es­té acos­tum­bra­do. No so­lo por­que po­dría re­cha­zar­los sino por­que, ade­más, los ries­gos de una po­si­ble reac­ción alér­gi­ca se mul­ti­pli­ca­rían al es­tar le­jos de un cen­tro mé­di­co al que po­der acu­dir.

Evi­ta los ali­men­tos que co­rren más pe­li­gro de con­ta­mi­nar­se. Sal­sas co­mo ma­yo­ne­sa o be­cha­mel, co­mi­das pre­pa­ra­das con hue­vo po­co he­cho y re­ce­tas de pescado fres­co o de car­ne pi­ca­da, que se es­tro­pean rá­pi­da­men­te con las al­tas temperaturas, que­dan des­car­ta­das.

No de­jes los re­ci­pien­tes a me­dio ce­rrar so­bre el man­tel. Co­rres el ries­go de que en­tre en ellos un in­sec­to que aca­be en la bo­ca del be­bé.

Ideas para que co­ma bien

Para be­bés que ya to­man car­ne y pescado pe­ro en pu­rés, pue­des pre­pa­rar uno con ca­la­ba­za, pa­ta­ta y ter­ne­ra; o una vichys­soi­se de pue­rro y po­llo o una cre­ma de ca­la­ba­cín con que­si­tos y con mi­gui­tas de pa­vo.

Si co­me ya ali­men­tos só­li­dos, pue­des lle­var unos macarrones con sal­chi­chas (to­do pi­ca­do muy fi­ni­to); unas ti­ri­tas muy fi­nas de po­llo que pue­da co­ger fá­cil­men­te y mo­jar en un pu­ré de man­za­na; unas pa­ta­tas co­ci­das (bas­tan­te he­chas) mez­cla­das con pe­que­ños tro­ci­tos de to­ma­te y atún en la­ta al na­tu­ral o li­bri­tos he­chos con me­dia lon­cha de ja­món york y otra me­dia de que­so de sánd­wich. Ah, y no ol­vi­des el agua mi­ne­ral (la hi­dra­ta­ción es fun­da­men­tal). ¡Fe­liz píc­nic!

Evi­ta ali­men­tos que se con­ta­mi­nen fá­cil­men­te, llé­va­los en re­ci­pien­tes ade­cua­dos y apues­ta por pla­tos úni­cos que com­bi­nen nu­trien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.