¡Ojo, es­ca­le­ras!

Crecer Feliz - - BEBÉ -

Ca­da vez es más ha­bi­tual que fa­mi­lias con ni­ños pe­que­ños eli­jan para vi­vir en­tor­nos no ur­ba­nos, don­de pre­do­mi­nan las vi­vien­das con más de un ni­vel (sa­lón a di­fe­ren­tes al­tu­ras, es­ca­le­ras, etc.).

Se­gún las re­co­men­da­cio­nes de la Guía para Pa­dres so­bre la Pre­ven­ción de Le­sio­nes In­fan­ti­les no In­ten­cio­na­das, ela­bo­ra­da por la Fun­da­ción Map­fre y la Aso­cia­ción Española de Pe­dia­tría, en es­te ti­po de vi­vien­das se de­ben ins­ta­lar ba­rre­ras pro­tec­to­ras aba­jo y arri­ba de ca­da tra­mo de es­ca­le­ras de la ca­sa y man­te­ner­las siem­pre ce­rra­das.

Así de­ben ser

Las ba­rre­ras que se ins­ta­lan a pre­sión so­lo son ap­tas para co­lo­car­las al pie de las es­ca­le­ras, es de­cir, en el tra­mo in­fe­rior.

En la par­te su­pe­rior de la es­ca­le­ra se han de ins­ta­lar ba­rre­ras ator­ni­lla­das a la pa­red, para evi­tar que el ni­ño las pue­da ven­cer con su pe­so, si ha­ce fuer­za so­bre ellas.

Los tra­mos de las ba­rre­ras tie­nen que ser siem­pre en ver­ti­cal, para re­du­cir el ries­go de que el ni­ño tre­pe por ellas.

La nor­ma­ti­va de se­gu­ri­dad en ba­rre­ras so­lo es apli­ca­ble con ni­ños me­no­res de 24 me­ses. A par­tir de es­ta edad, el pe­so, la fuer­za y la al­tu­ra del ni­ño des­acon­se­jan su uso. Pue­des des­car­gar la guía com­ple­ta en la pá­gi­na de la ae­ped.es/co­mi­te se­gu­ri­dad y pre­ven­cion le­sio­nes no in­ten­cio­na­das en in­fan­cia/pu­bli­ca­cio­nes del co­mi­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.