Apren­der a co­mer bien

Crecer Feliz - - NIÑO -

La for­ma en la que los ni­ños se re­la­cio­nan con la co­mi­da de­ter­mi­na­rá sus fu­tu­ros há­bi­tos ali­men­ta­rios. Un es­tu­dio pu­bli­ca­do en la re­vis­ta Ap­pe­ti­te se­ña­la que in­cor­po­rar el jue­go o ha­cer­les par­tí­ci­pes en la ela­bo­ra­ción de su co­mi­da fa­vo­re­ce que to­men más fru­tas y ver­du­ras. En­se­ñar­les de dón­de pro­ce­den los nu­trien­tes, qué ali­men­tos son me­jo­res y có­mo con­su­mir­los para apro­ve­char sus be­ne­fi­cios, crea bue­nos há­bi­tos ali­men­ta­rios que se man­ten­drán a lo lar­go de su vi­da.

Ac­ti­va la ima­gi­na­ción

Man­za­nas Val Ve­nos­ta pro­po­ne que uses el jue­go para des­per­tar el in­te­rés de tu hi­jo por la bue­na ali­men­ta­ción. El jue­go com­par­ti­do ge­ne­ra víncu­los y ga­ran­ti­za la aten­ción del ni­ño.

Trans­for­ma tu des­pen­sa en un mer­ca­do y al­ter­na los pa­pe­les de ven­de­dor y com­pra­dor.

Jue­ga a res­tau­ran­tes, él se­rá el pin­che que te ayu­de a po­ner fru­tas y ver­du­ras en re­ce­tas sa­la­das y dul­ces. Le cos­ta­rá me­nos pro­bar­las.

Haz que decore con man­za­na pla­tos que no le gus­ten. Des­cu­bri­rá los usos y vir­tu­des de es­ta fru­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.