¿Pe­sa­dez de pier­nas? Es al­go ha­bi­tual

Crecer Feliz - - MATERNIDAD -

Los cam­bios hor­mo­na­les tí­pi­cos de la ges­ta­ción, que di­fi­cul­tan la cir­cu­la­ción san­guí­nea y con­tri­bu­yen a la re­ten­ción de lí­qui­dos; la lle­ga­da del ca­lor, que au­men­ta es­te úl­ti­mo pro­ble­ma; el pe­so que has co­gi­do, el mayor vo­lu­men del úte­ro... To­dos es­tos fac­to­res se alían aho­ra para pro­vo­car­te dos de las mo­les­tias más co­mu­nes en el se­gun­do y ter­cer tri­mes­tre del em­ba­ra­zo: la hin­cha­zón y la pe­sa­dez de pier­nas. Y te­ner an­te­ce­den­tes fa­mi­lia­res au­men­ta las po­si­bi­li­da­des de su­frir­las. ¿Qué ha­cer?

Para pre­ve­nir los pro­ble­mas

Para me­jo­rar la cir­cu­la­ción san­guí­nea y evi­tar la re­ten­ción de lí­qui­dos prac­ti­ca un ejer­ci­cio sua­ve a dia­rio (ca­mi­nar me­dia ho­ra, na­dar, pi­la­tes...), pres­cin­de en tu die­ta de gra­sas sa­tu­ra­das y de co­mi­das con ex­ce­so de sal, y be­be co­mo mí­ni­mo dos li­tros de lí­qui­do al día (en­tre agua, cal­dos, in­fu­sio­nes...).

Y para ali­viar­los

Si las mo­les­tias ya han apa­re­ci­do, con­vie­ne que si­gas apli­can­do las pau­tas que te he­mos in­di­ca­do para pre­ve­nir. Pe­ro ade­más, pon en prác­ti­ca tam­bién las si­guien­tes me­di­das:

Si pa­sas mu­cho tiempo de pie, des­can­sa las pier­nas al­ter­nan­do el pe­so del cuer­po en­tre un pie y otro y sién­ta­te de vez en cuan­do. Si es­tás mu­cho sen­ta­da, evi­ta cru­zar las pier­nas y da pa­seos ca­da 20 mi­nu­tos.

En la du­cha, pa­sa el cho­rro de agua fría des­de los to­bi­llos a los mus­los para me­jo­rar la cir­cu­la­ción.

Si al fi­nal del día tie­nes las pier­nas muy can­sa­das, mé­te­las en un ba­rre­ño con agua ca­len­ti­ta y sal gor­da. O da­te un ma­sa­je con mo­vi­mien­tos en­vol­ven­tes, des­de los to­bi­llos has­ta las in­gles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.