¡Le­van­ta ese áni­mo!

Crecer Feliz - - POSTPARTO -

En­tre el 4 y el 10 día del par­to es co­mún que sur­ja un pe­rio­do de tris­te­za y de­sen­can­to que se ma­ni­fies­ta con llan­to in­jus­ti­fi­ca­do, preo­cu­pa­ción ex­ce­si­va, irri­ta­bi­li­dad, de­silu­sión, sen­sa­ción de im­po­ten­cia y co­men­ta­rios des­pec­ti­vos ha­cia una mis­ma y ha­cia el be­bé. Es al­go tem­po­ral y la ma­yo­ría de las ve­ces se su­pera tras la cua­ren­te­na. Pe­ro si se man­tie­ne, hay que con­sul­tar al mé­di­co.

Qué pue­des ha­cer

Es­te ba­jón emo­cio­nal coin­ci­de con el im­por­tan­te ajus­te hor­mo­nal que se pro­du­ce a los po­cos días del par­to. A es­to se su­ma el can­san­cio, la fal­ta de sue­ño y la anemia que tie­nen ca­si to­das las nue­vas ma­dres. La so­lu­ción es sa­lir de ca­sa, pa­sear, re­ci­bir la luz del sol (buen eu­fo­ri­zan­te), to­mar el ai­re y cen­trar­se en otras co­sas que no sean las co­sas del ho­gar. Apro­ve­cha el buen tiempo y los días más lar­gos para pa­sear en­tre 30 y 60 mi­nu­tos dia­rios. Ca­mi­nar ayu­da a ge­ne­rar en­dor­fi­nas que con­tri­bu­yen a eli­mi­nar la ten­sión emo­cio­nal. El mag­ne­sio y los po­li­fe­no­les del ca­cao com­ba­ten la fa­ti­ga, el de­cai­mien­to y la irri­ta­bi­li­dad y fa­vo­re­cen el des­can­so y el equi­li­brio hor­mo­nal. Son fuen­tes el cho­co­la­te ne­gro, las nue­ces y las ave­lla­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.