Man­ten­te en for­ma en la pis­ci­na

Crecer Feliz - - MATERNIDAD -

Ya sa­bes que la ac­ti­vi­dad fí­si­ca sua­ve es una de tus me­jo­res alia­das pa­ra en­con­trar­te bien en el em­ba­ra­zo. ¿Por qué no apro­ve­chas los ba­ños en la pis­ci­na pa­ra prac­ti­car­la? Pue­des ha­cer­lo des­de el ini­cio de la ges­ta­ción has­ta dos o tres se­ma­nas an­tes del par­to. Eli­ge ejer­ci­cios que te re­sul­ten có­mo­dos, de­di­ca a ha­cer­los me­dia hora co­mo má­xi­mo y de­ten­te si te so­fo­cas o te ago­tas.

Em­pie­za con ejer­ci­cios sen­ci­llos

Em­pie­za na­dan­do len­ta­men­te de un la­do a otro pa­ra ca­len­tar los múscu­los. Lue­go, pon­te de pie en un lu­gar en el que el agua te lle­gue has­ta las axi­las y rea­li­za ejer­ci­cios sen­ci­llos: man­tén los bra­zos ex­ten­di­dos en cruz y gi­ra la cin­tu­ra a un la­do y a otro. O mué­ve­los si­mu­lan­do que na­das a bra­za. O ró­ta­los en mo­vi­mien­to am­plios, co­mo si fue­ran mo­li­ni­llos. O man­tén el cuer­po rec­to y los bra­zos pe­ga­dos a él y da sal­tos gran­des ha­cia arri­ba.

Des­pla­za­mien­tos di­ver­ti­dos

Lue­go, re­co­rre la pis­ci­na de dis­tin­tas for­mas. Por ejem­plo, ca­mi­na dan­do pa­sos nor­ma­les mien­tras man­tie­nes los bra­zos ha­cia aba­jo y mue­ves las ma­nos en círcu­los. O ve de un la­do a otro dan­do sal­ti­tos pe­que­ños y sua­ves, al­ter­nan­do a la hora de pi­sar los ta­lo­nes y las pun­tas de los de­dos. Otra op­ción: des­pla­zar­te dan­do gran­des zan­ca­das. Y otra: sen­tar­te so­bre un chu­rro de go­maes­pu­ma y mo­ver los bra­zos sua­ve­men­te pa­ra des­pla­zar­te.

Por úl­ti­mo, apo­ya la es­pal­da en la pa­red de la pis­ci­na, su­jé­ta­te con los bra­zos al bor­di­llo y sube y ba­ja las pier­nas sin for­zar. Pa­ra ter­mi­nar, na­da de nue­vo sua­ve­men­te o qué­da­te un ra­to de pie, sin ape­nas mo­ver­te, pa­ra re­la­jar­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.