CAM­BIAR PA­RA VI­VIR (Y VI­CE­VER­SA)

Crecer Feliz - - EDITORIAL -

La vi­da es cam­bio y vi­vir es es­tar siem­pre apren­dien­do pa­ra adap­tar­se a ese cam­bio. No, no es que hoy me ha­ya da­do por las re­fle­xio­nes fi­lo­só­fi­cas. Es que, a me­di­da que iba ce­rran­do es­te nú­me­ro de oto­ño, me he da­do cuen­ta de que en él es­tá muy pre­sen­te la idea de que ca­da edad, ca­da mo­men­to, trae con­si­go nue­vos re­tos que hay que su­pe­rar pa­ra se­guir avan­zan­do.

Es lo que ha­ce el re­cién na­ci­do cuan­do aban­do­na el re­lax del úte­ro y lle­ga a un mun­do en el que to­do le re­sul­ta ex­tra­ño (me­nos mal que ma­má es­tá ahí pa­ra ayu­dar­le). O el be­bé, el día que des­cu­bre que pa­ra ha­cer­se ma­yor de­be em­pe­zar a co­mer ali­men­tos di­fe­ren­tes, a mo­ver­se por su cuen­ta, a co­mu­ni­car­se... Tam­bién el ni­ño, cuan­do ate­rri­za en ese pe­que­ño uni­ver­so que es el co­le­gio, lleno de otros per­so­na­ji­llos que, co­mo él, es­tán apren­dien­do a ser per­so­nas. ¡Qué com­pli­ca­do es es­to de cre­cer!

¿Y qué me de­cís de la ma­ter­ni­dad y la pa­ter­ni­dad? Eso sí que es un cam­bio. Jus­to cuan­do pen­sá­ba­mos que te­nía­mos las co­sas cla­ras, lle­ga uno de esos "lo­cos ba­ji­tos" de los que ha­bla­ba la can­ción pa­ra po­ner nues­tra vi­da pa­tas arri­ba y dar la vuel­ta a nues­tras prio­ri­da­des. ¡Adiós, zo­na de con­fort, cer­te­zas y teo­rías irre­fu­ta­bles, pla­nes a cor­to y me­dio pla­zo (del lar­go, ni ha­bla­mos)! ¡Bien­ve­ni­dos, ca­ri­cias y mimos, te­mo­res e in­cer­ti­dum­bres, ter­nu­ras y sor­pre­sas!... ¡Bien­ve­ni­do, cam­bio!

Ele­na Sie­grist. Di­re­cto­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.