Mi­ma su piel

La piel de los ni­ños es más sen­si­ble y muy de­li­ca­da. Los pro­duc­tos es­pe­cí­fi­cos de Zia­ja cu­bren to­das sus ne­ce­si­da­des.

Crecer Feliz - - EN OTOÑO... -

Los cos­mé­ti­cos pa­ra los más pe­que­ños de la ca­sa de­ben de ser es­co­gi­dos acor­de a sus ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias, ti­po de piel y edad. Ade­más, es muy im­por­tan­te su con­fort de su uso, olor, sen­si­bi­li­dad y efec­ti­vi­dad. Y es que su piel tie­ne unas ca­rac­te­rís­ti­cas es­pe­cí­fi­cas que los ha­cen más de­li­ca­dos: su pH es más al­to y ha­ce que su piel sea más de­li­ca­da y pro­pen­sa a in­fec­cio­nes, su ca­pa hi­dro­li­pí­di­ca es más fi­na y tien­de a des­hi­dra­tar­se más que la de los adul­tos, y su es­tra­to cór­neo es me­nos re­sis­ten­te, pro­vo­can­do más sen­si­bi­li­za­ción fren­te a los fac­to­res am­bien­ta­les. Si a to­do es­to uni­mos el he­cho de que su pro­pie­dad de ab­sor­ción es más al­ta que en adul­tos, te con­ven­ce­rás de que su piel ne­ce­si­ta Zia­ja. To­dos sus pro­duc­tos baby son se­gu­ros y tes­ta­dos ba­jo su­per­vi­sión der­ma­to­ló­gi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.