Co­no­cer el día y la no­che

Crecer Feliz - - CUIDADOS -

Al na­cer, tu hi­jo aún no di­fe­ren­cia en­tre el día y la no­che, es­to es al­go que se apren­de a par­tir de los cin­co me­ses. Pe­ro pue­des em­pe­zar con cier­tas ru­ti­nas pa­ra ayu­dar­le en el pro­ce­so fu­tu­ro. LAS SIESTAS DIURNAS In­ten­ta que no las ha­ga en un lu­gar que es­té com­ple­ta­men­te a os­cu­ras. Así irá in­tu­yen­do que aun­que duer­ma, es­te es un mo­men­to di­fe­ren­te a la no­che. EL SUE­ÑO NOC­TURNO Crea un en­torno sin luz y con más si­len­cio, y pa­ra dar­le las tomas de la no­che en­cien­de una pe­que­ña lam­pa­ri­ta y há­bla­le en voz ba­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.