¿Sa­bes qué ju­gue­tes son los me­jo­res pa­ra su desa­rro­llo du­ran­te el pri­mer año?

En su pri­mer año de vi­da, los ni­ños jue­gan pa­ra apren­der a vi­vir, asi­mi­lar el mo­vi­mien­to, in­ter­ac­tuar, ex­plo­rar el en­torno e in­ten­tar que las co­sas en­ca­jen en su ce­re­bro. Pe­ro, ¿cuál es el ju­gue­te más ade­cua­do en ca­da mo­men­to?

Crecer Feliz - - SUMARIO - Leo­nor Her­mo­so Reportaje ase­so­ra­do y re­vi­sa­do por Dia­na Wol­fen­zon, li­cen­cia­da en Psi­co­lo­gía, es­pe­cia­lis­ta en Psi­co­lo­gía Pe­ri­na­tal y post­gra­do en Es­ti­mu­la­ción Tem­pra­na.

Los ju­gue­tes no son un ca­pri­cho, son esos ele­men­tos que le acom­pa­ñan en ca­da eta­pa de cre­ci­mien­to y fa­ci­li­tan vues­tra in­ter­ac­ción. Gra­cias a ellos vues­tro be­bé ten­drá más fá­cil la ar­dua y di­ver­ti­da ta­rea de ex­plo­rar su en­torno, y vo­so­tros po­dréis par­ti­ci­par en sus jue­gos. “Eso sí, es muy im­por­tan­te fo­men­tar en los pe­que­ños el jue­go li­bre, no pre­ci­pi­tar­se a la ho­ra de lan­zar­se a ju­gar con ellos. Cuan­do le ofrez­cas al­guno de es­tos ob­je­tos, ob­ser­va la reac­ción de tu hi­jo; có­mo lo co­ge, qué ha­ce con él, si tie­ne va­rios cuál es el que más le gus­ta… To­do ello te da una in­for­ma­ción va­lio­sí­si­ma so­bre sus pre­fe­ren­cias e in­clu­so so­bre su ca­rác­ter”, se­ña­la la psi­có­lo­ga es­pe­cia­lis­ta en el pe­rio­do pe­ri­na­tal Dia­na Wol­fen­zon –tel. con­sul­ta 690 216 309–. Pa­ra op­ti­mi­zar los mo­men­tos de jue­go en fa­mi­lia, has de te­ner en cuen­ta es­tos sen­ci­llos con­se­jos: po­ne­ros a su ni­vel, que lo que vea vues­tro hi­jo de vo­so­tros sean los ojos, la son­ri­sa... ¡no los za­pa­tos! Y eso se­gu­ra­men­te su­pon­drá ti­rar­se en el sue­lo a su la­do; res­pe­tad sus tiem­pos y gus­tos: hay que se­guir el in­te­rés del ni­ño pa­ra co­no­cer­lo y pa­ra de­jar que emer­ja su per­so­na­li­dad. Y, apar­te de to­dos es­tos pre­cio­sos ju­gue­tes, per­mi­tid­le –so­bre to­do cuan­do va­ya sien­do un po­qui­to ma­yor– ju­gar tam­bién con ob­je­tos co­ti­dia­nos. Aun­que el jue­go se­rá una cons­tan­te en su in­fan­cia, hay que te­ner en cuen­ta que el pri­mer año de vi­da del ni­ño es cla­ve en su desa­rro­llo in­te­lec­tual y psi­co­mo­triz, por eso es fun­da­men­tal re­for­zar su evo­lu­ción mes a mes con los ju­gue­tes ade­cua­dos. Fi­cha nues­tras su­ge­ren­cias, ¡y a ju­gar se ha di­cho!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.