Bar­ba­coa cho­ri­ce­ra

Cuore - - Parejometro - Por Elí­sa­bet Be­na­vent @Be­ta­co­que­ta

Si la his­to­ria (llá­ma­lo his­to­ria, ru­mor, co­ti­lleo…) de una ene­mis­tad em­pie­za con una dis­cu­sión por un cho­ri­zo pa­rri­lle­ro… lo sien­to, a mí me tie­nes ga­na­da. No por­que me gus­ten, que cons­te, sino por­que no hay na­da más ro­cam­bo­les­co… y eso mo­la. Y no me lo aca­bo de in­ven­tar; mi ima­gi­na­ción tie­ne un lí­mi­te. Es­te es el que la ru­mo­ro­lo­gía apun­ta co­mo ori­gen de la su­pues­ta ene­mis­tad en­tre Sha­ki­ra y An­to­ne­lla Roc­cuz­zo, pa­re­ja de mes­si. Di­cen que, en una bar­ba­coa, An­to­ne­lla ofre­ció con de­ma­sia­da in­sis­ten­cia un cho­ri­zo a Sha­ki­ra, que odia los ali­men­tos con gra­sa. El cho­ri­zo light no es… y es­ta­lló la gue­rra. ¿Pue­de ha­ber mo­ti­vo más glam por el que dis­cu­tir con al­guien? Sin­ce­ra­men­te, lo du­do. Re­cien­te­men­te, en una en­tre­vis­ta en Ar­gen­ti­na, Sha­ki­ra des­men­tía los ru­mo­res, acla­ran­do que, ade­más, no en­tien­de de dón­de se han sa­ca­do se­me­jan­te ton­te­ría, por­que se lle­va bas­tan­te bien con An­to­ne­lla. ¿Cier­to? Si ella lo di­ce, me lo creo, pe­ro no me di­gas que no mo­la­ría que fue­se ver­dad. To­tal, es­tá a la or­den del día y no pa­sa na­da. Es­tas ri­va­li­da­des son de lo más na­tu­ra­les. Si no so­por­tas al me­jor ami­go de tu chi­co, si ir al ci­ne con su gru­po de co­le­gas te pro­vo­ca do­lor de al­ma, si no aguan­tas a la es­tu­pen­da que le cae bien a to­do el mun­do, o no sa­bes si ti­rar­te al tren o al ma­qui­nis­ta ca­da vez que cuen­tan la anec­do­ti­ta de turno… no pa­sa na­da. Cie­lo, no he­mos na­ci­do pa­ra caer sim­pá­ti­cos a to­do el mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.