“lo más com­pli­ca­do ha si­do lle­var ta­co­nes”

No hay na­da co­mo sen­tar­se a ha­blar con uno de nues­tros ac­to­res pre­fe­ri­dos. Aquí tie­nes lo que nos ha con­ta­do…

Cuore - - Entrevista - > por Ro­sa Ga­ma­zo

Se dio a co­no­cer in­ter­na­cio­nal­men­te con High School Mu­si­cal, don­de hi­zo per­der la ca­be­za a más de una fan. Fue su pa­dre, un in­ge­nie­ro eléc­tri­co, el que le ani­mó con 11 años a apun­tar­se a cla­ses de in­ter­pre­ta­ción y a par­ti­ci­par en va­rias obras en el co­le­gio. Su ca­rre­ra ha ido al­ter­nan­do tí­tu­los más co­mer­cia­les, co­mo Siem­pre a mi la­do (2010) o Cuan­do te en­cuen­tre (2012), con fil­mes más al­ter­na­ti­vos, co­mo El chi­co del pe­rió­di­co o Amor y le­tras, am­bas es­tre­na­das en 2012. En los úl­ti­mos años pa­re­ce ha­ber­se de­can­ta­do por las co­me­dias, con Mal­di­tos ve­ci­nos y su se­cue­la, Mal­di­tos ve­ci­nos 2, o Dirty Grand­pa, jun­to a Ro­bert De Ni­ro. En es­ta oca­sión es­tre­na Bay­watch: Los vigilantes de la playa, una pa­ro­dia de la fa­mo­sa se­rie de te­le­vi­sión de prin­ci­pios de los no­ven­ta, jun­to a Dway­ne John­son y Ale­xan­dra Dad­da­rio. Se

ru­mo­rea que el ac­tor y la gua­pa morena es­tán jun­tos, pe­ro él lo ha ne­ga­do re­cien­te­men­te. Du­ran­te el ro­da­je de High School Mu­si­cal co­men­zó a sa­lir con su com­pa­ñe­ra de re­par­to

Va­nes­sa Hud­gens en 2007, re­la­ción que se pro­lon­gó has­ta 2010.

–Eras muy pe­que­ño cuan­do Bay­watch se es­tre­nó en te­le­vi­sión, pe­ro ima­gino que la ha­brás vis­to más tar­de. ¿Qué re­cuer­dos te trae?

Mi re­cuer­do es Da­vid Has­sel­hoff su­dan­do pro­fu­sa­men­te y, por su­pues­to, Pa­me­la An­der­son co­rrien­do a cá­ma­ra len­ta por la playa. Re­cuer­do que la pri­me­ra vez que la vi fue de casualidad una no­che que en­cen­dí una te­le­vi­sión vie­ja que te­nía­mos y, cam­bian­do de ca­nal, en­con­tré de re­pen­te es­ta se­rie con bar­cos ex­plo­tan­do y chi­cas im­po­nen­tes co­rrien­do por la playa. –La nue­va ver­sión es en cier­ta for­ma un po­co una pa­ro­dia de la se­rie. En cier­ta for­ma, sí. Es una co­me­dia con un to­que­ci­llo las­ci­vo. Es­tá lle­na de es­ce­nas de ac­ción, con mu­cho sen­ti­do del hu­mor, con to­ques de sus­pen­se. Creo que las es­ce­nas de ac­ción se sa­len. Es, de­fi­ni­ti­va­men­te, un fil­me muy en­tre­te­ni­do. –Cuan­do la se­rie se es­tre­nó, to­do el mun­do es­ta­ba en­gan­cha­do. Aho­ra, si la ves, lo cier­to es que da un po­co de ri­sa. ¿Qué se­ries de cuan­do cre­cis­te te pro­du­cen la mis­ma sen­sa­ción? Pues, por ejem­plo 21 Jump Street o qui­zás Twin Peaks. Es pre­ci­sa­men­te lo que ha­ce­mos con es­ta pe­lí­cu­la, apro­ve­cha­mos eso que en­con­tra­mos aho­ra ri­dícu­lo cuan­do la ve­mos 20 años des­pués. Pe­ro in­de­pen­dien­te­men­te de ese to­que ri­dícu­lo que aho­ra ve­mos, hay que te­ner un res­pe­to tam­bién por­que ro­da­ban unas es­ce­nas ba­jo el agua que eran bas­tan­te im­pre­sio­nan­tes.

Las es­ce­nas de ac­ción se sa­len, es un fil­me muy en­tre­te­ni­do.”

es­tá otra Creo que el pe­lo en el pe­cho vez de mo­da. Yo ten­go.”

Y lo ha­cían ellos, no es­pe­cia­lis­tas. Creo que lo que se ha in­ten­ta­do ex­plo­tar con el fil­me es que los per­so­na­jes de la se­rie se lo to­ma­ban to­do tan en se­rio que dar­le es­ta vuel­ta de tuer­ca hu­mo­rís­ti­ca pa­re­cía apro­pia­do. –¿Pue­des des­cri­bir tu per­so­na­je?

Sí, cla­ro. Mi per­so­na­je lle­ga a la playa pen­san­do que pue­de ser so­co­rris­ta so­lo por ha­ber si­do un na­da­dor que ha ga­na­do me­da­llas com­pi­tien­do. Le ape­te­ce es­tar ahí pa­ra, bá­si­ca­men­te, po­ner­se mo­reno, co­brar un buen sa­la­rio e ir­se a ca­sa. No en­tien­de que es­tos so­co­rris­tas ha­cen un tra­ba­jo se­rio, in­ves­ti­gan, ha­cen un tra­ba­jo ca­si co­mo el de la po­li­cía cien­tí­fi­ca. Él se pien­sa que son sim­ples so­co­rris­tas que sal­van de vez en cuan­do a al­guien que se aho­ga y se pa­san el día mi­ran­do a las chi­cas gua­pas. Bá­si­ca­men­te, que no ha­cen de­ma­sia­do. La reali­dad es que son co­mo agen­tes se­cre­tos del agua (ri­sas).

–El look de Da­vid Has­sel­hoff con su pe­lo en pe­cho pa­re­ce un po­co tras­no­cha­do. No res­pon­de a la be­lle­za mas­cu­li­na que se lle­va aho­ra. ¿En se­rio? Yo creo que el pe­lo en el pe­cho es­tá otra vez de mo­da. Yo ten­go (ri­sas). Y res­pec­to a Da­vid Has­sel­hoff, en mi hu­mil­de opi­nión, creo que res­pon­de sin nin­gu­na du­da a una be­lle­za atem­po­ral. Te lo di­go en se­rio. Es co­mo la mú­si­ca de Mi­chael Jack­son, que nun­ca pa­sa de mo­da (ri­sas). –En la pe­lí­cu­la, tie­nes un mon­tón de es­ce­nas que pa­re­cen bas­tan­te com­pli­ca­das. Co­mo aguan­tar la res­pi­ra­ción de­ba­jo del agua, sal­tar y has­ta lle­var ta­co­nes. ¿Qué ha si­do lo más di­fí­cil? Sin du­da, lle­var ta­co­nes. No sé có­mo lo ha­céis (ri­sas).

–Ima­gino que la pre­pa­ra­ción fí­si­ca pa­ra es­te pa­pel ha si­do in­ten­sa.

Sí, he in­ten­ta­do es­tar al ni­vel de Dway­ne, que es, co­mo pue­des com­pren­der, im­pre­sio­nan­te. –¿Te pa­sa­bas to­do el día ha­cien­do fle­xio­nes an­tes de ro­dar las es­ce­nas? Sí (ri­sas). Lo cier­to es que he he­cho mu­chas.

–Tie­nes na­da más y na­da me­nos que 28 mi­llo­nes de se­gui­do­res en Ins­ta­gram. ¿Pien­sas mu­cho las fotos que eli­ges an­tes de po­ner­las? Siem­pre me da la sen­sa­ción de que no es­toy to­tal­men­te al día en lo que a re­des so­cia­les se re­fie­re, pe­ro sí in­ten­to po­ner co­sas que creo que les pue­den in­tere­sar a mis fans.

Na­die me­jor que Zac pa­ra es­te pa­pel. ¡Es­te chi­co es­tá ca-chas!

Si noes­tás­la ves, out

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.