AQuÍ­suFRiENDO

El que ha si­do en­tre­na­dor del Bar­ce­lo­na has­ta aho­ra co­mien­za su año sa­bá­ti­co con un via­je ro­mán­ti­co a Ibi­za. Sin ami­gos, sin hi­jos… ¡so­lo con su mu­jer!

Cuore - - Actualidad -

Ya lo avi­só ha­ce al­gu­nos me­ses Luis En­ri­que: es­ta­ba can­sa­do y ne­ce­si­ta­ba des­co­nec­tar. ¡Y qué me­jor que un via­je­ci­to con la mu­jer de su vi­da a Ibi­za pa­ra co­men­zar lo que se­rá su año sa­bá­ti­co! Tras tres tem­po­ra­das de má­xi­ma exi­gen­cia co­mo en­tre­na­dor del F. C. Bar­ce­lo­na, el ex­fut­bo­lis­ta se ha ido a la isla pi­tiu­sa bus­can­do tran­qui­li­dad, playa y re­lax. Tum­ba­dos so­bre el ce­men­to de un em­bar­ca­de­ro, se mos­tra­ron ca­ri­ño­sos y muy ro­mán­ti­cos, se­ñal de que, dos dé­ca­das des­pués de dar­se el “sí, quie­ro”, si­guen tan enamo­ra­dos co­mo el pri­mer día.

Mo­ti­vos per­so­na­les

An­tes de aca­bar la Li­ga, el en­tre­na­dor anun­ció su mar­cha del Bar­ce­lo­na, ale­gan­do mo­ti­vos per­so­na­les. Ase­gu­ró ne­ce­si­tar tiem­po li­bre pa­ra dis­fru­tar de su fa­mi­lia.

luis en­ri­que mar­tí­nez (47) @lui­sen­ri­que21 Lo de po­ner mo­rri­tos… ¿era así?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.