El pri­mEr tra­ba­jo

Cuore - - Actualidad - Por Rebeca Rus @re­be­ca­rus

Ser hi­jo de fa­mo­so tie­ne un va­lor aña­di­do, apar­te de cre­cer a to­do tra­po en un vi­llo­rrio con to­das las ex­cen­tri­ci­da­des po­si­bles, te­ner to­dos los ju­gue­tes que quie­res y a un sé­qui­to que te mi­ma: de ma­yor pue­des ser lo que quie­ras. Sí, de ver­dad. Cual­quier co­sa que se te pa­se por la ca­be­za. Por eso Pa­ris Hil­ton, he­re­de­ra de los Hil­ton, lle­va to­da la vi­da pe­tán­do­lo en tra­ba­jos tan chu­los co­mo DJ o animadora de fies­tas e in­clu­so se ha lan­za­do es­te año con su pro­pia can­ción del ve­rano. Romeo Beck­ham ha po­sa­do ya co­mo mo­de­lo pa­ra Ma­rio Tes­tino an­tes de cum­plir la ma­yo­ría de edad (y de li­brar­se de las es­pi­ni­llas). Y su her­mano Brooklyn has­ta ha pu­bli­ca­do ya su pri­mer bes­tse­ller (no se po­dría ser me­nos) de fo­to­gra­fías. Y es­tos son so­lo al­gu­nos ejem­plos. Pe­ro en­tre tan­to hi­jo de fa­mo­so ha­cien­do sus sue­ños reali­dad na­da más sa­lir por la puer­ta del co­le­gio, hay una ex­cep­ción que me tie­ne ano­na­da­da. Se tra­ta de Ava Eli­za­beth Phi­llip­pe, la hi­ja (y mi­ni yo) de Ree­se Wit­hers­poon y su ex, Ryan Phi­llip­pe, a la que pi­lla­ron el otro día tra­ba­jan­do en una piz­ze­ría, el tí­pi­co pri­mer tra­ba­jo que te­ne­mos cual­quier hi­jo de no fa­mo­so cuan­do ter­mi­na­mos de es­tu­diar. Un tra­ba­jo abu­rri­do, mal pa­ga­do, de­nos­ta­do, en el que el pe­lo se te que­da chu­rre­to­so y el gla­mour bri­lla por su au­sen­cia, prin­ci­pal­men­te por­que te pa­sas el día lim­pian­do to­do con un mo­cho. Pa­re­ce ser que su ma­dre no quie­re que Ava se acos­tum­bre al lu­jo y que apren­da lo que es la vi­da real de ver­dad. Y así en el fu­tu­ro no es­ta­rá tan per­di­da co­mo Me­la­nia Trump yen­do con ta­co­na­zos a vi­si­tar una zo­na inun­da­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.