QUÉ ‘SEL­FIE’ ERES

Cuore - - Por La Boca - @re­be­ca­rus

Si un día de es­tos os en­con­tráis con Ma­riah Ca­rey, le pe­dís un sel­fie y os di­ce que ven­ga, va­le, que sí, lla­mad co­rrien­do a vues­tras ma­dres y pe­did­les man­tas, be­bi­da y co­mi­da co­mo si os fue­rais a que­dar pa­ra­dos du­ran­te ho­ras y ho­ras en una au­to­pis­ta de pa­go cual­quie­ra por cul­pa de una ne­va­da. Y es que a la di­va del pop no le va­le que en to­dos los te­lé­fo­nos mó­vi­les del pla­ne­ta ha­ya pro­gra­mas con fil­tros es­tu­pen­dos que en un pe­ri­que­te te ayu­dan a lim­piar po­ros, agran­dar ojos, blan­quear dien­tes y afi­nar na­ri­ces en cual­quier fo­to. Por no men­cio­nar el fil­tro Va­len­cia, el Per­pe­tua o el Cla­ren­don de Ins­ta­gram. Qui­zá si te pre­sen­tas con la gen­te de In­dus­trial Light & Ma­gic… En re­su­men: que si ella se va a ha­cer un sel­fie con­ti­go, pre­pá­ra­te, por­que eso va a lle­var más tra­ba­jo y tiem­po que un edi­to­rial pa­ra una re­vis­ta de mo­da... pe­ro sin que ha­ya un ca­te­ri­ng chu­lí­si­mo con fre­sas, bo­llos y cham­pán. Ne­ce­si­ta­rá a al­guien que le re­to­que el pe­lo, y a otro al­guien que con­tro­le los bri­llos, el ma­qui­lla­je, el es­ti­lis­mo y, por su­pues­to, que dis­pa­re cie­nes de fotos. Ni se os ocu­rra pen­sar que es­ta ins­tan­tá­nea la vais a ha­cer vo­so­tros mis­mos, en todo ca­so dis­pa­ra­rá la fo­to su asis­ten­te. Y, por su­pues­to, el re­sul­ta­do fi­nal se­rá que ten­dréis vues­tro sel­fie con Ma­riah Ca­rey, pe­ro co­mo la fo­to fi­nal la eli­gi­rá ella, lo de me­nos se­rá vues­tro as­pec­to. Da igual si sa­lís con as­pec­to de or­co de Mor­dor, jus­to os es­ta­bais sa­can­do un pa­lue­go o pa­re­ce que os ha po­seí­do la mu­ñe­ca An­na­be­lle: co­mo ella sal­ga bien, esa se­rá la úni­ca op­ción que os de­je pu­bli­car.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.