His­to­ria de su­pera­ción

Quién nos iba a de­cir que el ac­tor que da vi­da al mí­ti­co Ca­pi­tán Amé­ri­ca ha te­ni­do que apren­der a li­diar con sus epi­so­dios de an­sie­dad. Todo em­pe­zó, cu­rio­sa­men­te, con la pri­me­ra pe­lí­cu­la de Mar­vel.

Cuore - - Sumario -

re­co­no­cer nues­tras de­bi­li­da­des pue­de ser un ac­to he­roi­co, so­bre todo si eres una su­per­es­tre­lla de Holly­wood... y el ac­tor Ch­ris Evans se ha con­ver­ti­do en hé­roe cuan­do acep­tó ha­blar sin ta­pu­jos so­bre sus pro­ble­mas de an­sie­dad, pa­ra ayu­dar a gen­te que su­fre es­te ti­po de tras­torno. Lo hi­zo en Mo­ti­va­tion Mad­ness, un ca­nal de YouTu­be que tra­ba­ja pa­ra dar vi­si­bi­li­dad a pro­ble­mas men­ta­les y que de­jen de ser un ta­bú. En el ca­so de Ch­ris, todo em­pe­zó cuan­do Mar­vel le pro­pu­so ves­tir el tra­je de Ca­pi­tán Amé­ri­ca, un pa­pel que re­cha­zó va­rias ve­ces an­tes de re­pen­sár­se­lo y ter­mi­nar acep­tán­do­lo. Lo hi­zo gra­cias a su fa­mi­lia, a la ayu­da de psi­quia­tras y al apo­yo de Ro­bert Dow­ney Jr., uno de sus me­jo­res ami­gos.

Evans es un chi­co re­ser­va­do con su vi­da per­so­nal: pe­se a ga­nar­se la vi­da co­mo ac­tor, no le gus­ta aca­pa­rar to­das las mi­ra­das, y pa­ra mues­tra su per­fil de Twitter, la úni­ca red so­cial en la que está da­do de al­ta, y don­de pu­bli­ca co­sas so­bre sus pe­rros y po­co más. Eso sí, en es­ta oca­sión, ha que­ri­do ha­blar de su pro­ble­ma.

La an­sie­dad es un tras­torno men­tal que no te de­ja vi­vir con nor­ma­li­dad. Uno se ti­ra to­da la vi­da ago­bián­do­se y preo­cu­pán­do­se por cues­tio­nes que po­drían su­ce­der, pe­ro que no lle­gan a ser reales, “rui­dos ce­re­bra­les”, les lla­ma el ac­tor en el ví­deo de su en­tre­vis­ta. Sus mie­dos te­nían que ver con el com­pro­mi­so que es­ta­ba a pun­to de asu­mir: iba a fir­mar por seis pe­lí­cu­las en las que ac­tua­ría co­mo uno de los su­per­hé­roes más fa­mo­sos de Mar­vel. ¿Y si la fa­ma no le sen­ta­ba bien? ¿Y si le ape­te­cía vol­ver al ci­ne in­de­pen­dien­te? Pa­ra su­pe­rar la an­gus­tia, el ac­tor se so­me­tió a una in­ten­sa te­ra­pia, don­de le die­ron he­rra­mien­tas pa­ra afron­tar la pre­sión a la que iba a es­tar so­me­ti­do con su nue­vo pa­pel. Y la co­sa fun­cio­nó, Ca­pi­tán Amé­ri­ca se con­vir­tió en todo un éxi­to...

La ayu­da de un ami­go Los ani­ma­les de com­pa­ñía y los bue­nos ami­gos son tus me­jo­res alia­dos pa­ra en­fren­tar­te a los pro­ble­mas. En el ca­so de Ch­ris, su pe­rro y su gran ami­go ro­bert Dow­ney Jr. son dos de los pi­la­res en los que se apo­ya. Hay que to­mar­lo co­mo ejem­plo. ro­bErT Dow­nEy Jr. (52) @ro­ber­tDow­ne­yJr

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.