En­tre­vis­ta a Pau­la Eche­va­rría, Ma­ri­bel Ver­dú y Juana Acos­ta

La ac­triz nos pre­sen­ta ‘Ola de crí­me­nes’, que pro­ta­go­ni­za jun­to a Juana Acos­ta y Ma­ri­bel Ver­dú, y que ella de­fi­ne co­mo una “co­me­dia ex­tre­ma”.

Cuore - - Sumario - > por Ana Már­quez

Des­pués de ocho años en se­ries de te­le­vi­sión, la ac­triz re­gre­sa a la gran pan­ta­lla con Ola de crí­me­nes. En la pe­lí­cu­la es Va­ne­sa, una mu­jer “vis­ce­ral, ca­pri­cho­sa, en­vi­dio­sa y adic­ta a la pe­ta­ca”. Así es co­mo la des­cri­be Pau­la Eche­va­rría (41), que es­tá en­can­ta­da de que la di­rec­to­ra de la cin­ta, Gra­cia Que­re­je­ta (56), ha­ya vis­to en ella al­go más que “una ni­ña mona y bue­na”. La ac­triz cam­bia de registro, sa­le de su área de con­fort y se con­vier­te en la ma­la ma­lí­si­ma... y no so­lo lo bor­da, sino que ade­más nos ha­ce reír du­ran­te la ho­ra y me­dia que du­ra la pe­lí­cu­la. Nos reuni­mos con Pau­la en un ho­tel en el cen­tro de Ma­drid y allí nos cuen­ta có­mo fue su ex­pe­rien­cia. —Cuan­do te lle­gó el guión de Ola de

crí­me­nes, ¿qué es lo pri­me­ro que se te pa­só por la ca­be­za?

“¡Qué dis­pa­ra­ta­do y di­ver­ti­do!”, pen­sé. Des­pués de tan­tos dra­mas en mi vi­da, ne­ce­si­ta­ba al­go así. Ade­más, te­nía mu­chí­si­mas ga­nas de tra­ba­jar con Gra­cia Que­re­je­ta. —En co­me­dia ape­nas tie­nes ex­pe­rien­cia, pe­ro ¿sen­tis­te mie­do en al­gún mo­men­to?

A po­cas co­sas ten­go mie­do ya a es­tas al­tu­ras de la vi­da. Ade­más, te­nía la se­gu­ri­dad de que Gra­cia ten­dría un cui­da­do ex­tre­mo con al­gu­nas es­ce­nas de­li­ca­das, que po­drían que­dar za­fias y muy im­pos­ta­das. Pe­ro ella es exquisita en eso. —¿Qué fue lo más com­pli­ca­do de ro­dar?

La se­cuen­cia de la bo­rra­che­ra, te­nía mie­do de que que­da­ra fal­sa. Tam­bién fue di­fí­cil la pe­lea que ten­go con Ma­ri­bel. He he­cho es­ce­nas pe­que­ñas de pe­lea, ¡pe­ro no en plan Kill Bill! (ri­sas). —¿Hay al­go de Pau­la en Va­ne­sa?

¡Por su­pues­to que no! Es la pri­me­ra vez que me he per­mi­ti­do la li­cen­cia de ju­gar a ser al­guien que no soy en ab­so­lu­to. Siem­pre he he­cho per­so­na­jes que te­nían que ver bas­tan­te con­mi­go. Ade­más, en te­le­vi­sión, que ha­ces un pa­pel du­ran­te años, al fi­nal le apor­tas co­sas tu­yas. Por ejem­plo, en Velvet ter­mi­né mi­me­ti­zán­do­me con Ana. —Ola de crí­me­nes lle­ga en un mo­men­to de em­po­de­ra­mien­to…

Es­ta­mos atra­ve­san­do una eta­pa muy im­por­tan­te, no so­lo en el ci­ne, sino en to­dos los cam­pos. La mu­jer ha de­ja­do de con­for­mar­se. En Ola de crí­me­nes lo que me gus­ta es que sea­mos no­so­tras las que lle­va­mos la ac­ción, pe­ro lo que más me fas­ci­na es que to­das su­pe­ra­mos los 40 años... Rom­pa­mos el mi­to de una vez, por­que sí hay es­pa­cio y per­so­na­jes in­tere­san­tes pa­ra mu­je­res a par­tir de los 40. —Es­tu­vis­te en la ca­sa de Gran Her­mano

pa­ra pro­mo­cio­nar la pe­lí­cu­la, ¿có­mo fue la ex­pe­rien­cia? Muy di­ver­ti­da.

—Tu vi­da, en cier­to mo­do, es un po­co co­mo Gran

Her­mano, ca­si siem­pre tie­nes una cá­ma­ra de­trás...

Pe­ro lo mío, es de­cir, que te per­si­ga una cá­ma­ra 24 ho­ras sin que ha­yas da­do tu con­sen­ti­mien­to, no es na­da di­ver­ti­do. —¿Tie­nes al­gún pro­yec­to de ci­ne a la vis­ta?

En una se­ma­na em­pie­zo el ro­da­je de Si yo fue­ra ri­co, una pe­lí­cu­la de Ál­va­ro Fer­nán­dez Armero.

Ade­más de ‘Ola de cri­mé­nes’, la tie­ne pen­dien­te de es­treno unos se­rie ‘Los nues­tros 2’ y en la días em­pe­za­rá el ro­da­je de pe­lí­cu­la ‘Si yo fue­ra ri­co’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.