LOS ÚL­TI­MOS ELE­GI­DOS

El Grand Prix d’Horlogerie de Genève pre­mia los me­jo­res re­lo­jes del año en una edi­ción que ha al­ter­na­do re­fe­ren­cias muy ex­clu­si­vas con mo­de­los más pen­sa­dos pa­ra el gran pú­bli­co

Dapper - - DAPPER NOW GRAND PRIX D’HORLOGERIE DE GENÈVE - TEX­TO ANDRÉS MO­RENO

El pa­sa­do 10 de no­viem­bre tu­vo lu­gar en el Théâ­tre du Lé­man de Gi­ne­bra la de­ci­mo­sex­ta edi­ción del Grand Prix d’Horlogerie de Genève (GPHG), con­si­de­ra­do el ga­lar­dón más pres­ti­gio­so de cuan­tos se en­tre­gan anual­men­te en el mun­do de la re­lo­je­ría. El re­co­no­ci­mien­to que la ci­ta ha ido ad­qui­rien­do con el pa­so del tiem­po ha te­ni­do su re­fle­jo en su po­der de con­vo­ca­to­ria (más de 1.300 in­vi­ta­dos es­te año) y su pues­ta en es­ce­na, con el ca­ris­má­ti­co Fré­dé­ric Beig­be­der ya con­ver­ti­do en to­da una tradición. Es­te re­co­no­ci­mien­to tam­bién ha traí­do una ma­yor res­pon­sa­bi­li­dad por par­te de los or­ga­ni­za­do­res a la ho­ra de de­fi­nir la iden­ti­dad de los ga­lar­do­nes. El Grand Prix d’Horlogerie de Genève ha de­ja­do de ser una co­sa de un pu­ña­do de afi­cio­na­dos pa­ra con­ver­tir­se en un even­to es­pe­ra­do por ca­si to­das las fir­mas (y de­ci­mos ca­si por­que hay nom­bres muy im­por­tan­tes que pre­fie­ren no par­ti­ci­par) y que, en el ca­so de ser pre­mia­das, no du­dan en in­cluir el tro­feo como un ar­gu­men­to más de ven­ta. La du­da en­tre man­te­ner la pu­re­za de los pre­mios re­co­no­cien­do los pro­yec­tos más pu­ris­tas o ex­pan­dir el área de in­fluen­cia en bus­ca de una vi­sión comercial si­gue sien­do el gran reto al que se en­fren­tan sus res­pon­sa­bles. Mientras se de­ci­den por una de las dos vías, se to­man de­ci­sio­nes más sa­lo­mó­ni­cas, como am­pliar el nú­me­ro de ga­lar­do­nes has­ta con­se­guir que mu­chas más fir­mas ten­gan su re­co­no­ci­mien­to. Quin­ce pre­mios se die­ron en es­ta oca­sión, y tan al­ta ci­fra per­mi­tió va­lo­rar des­de pro­pues­tas pen­sa­das pa­ra el gran pú­bli­co has­ta la ex­clu­si­vi­dad de ca­sas ar­te­sa­nas como Grö­ne­feld. En cual­quier ca­so, na­die pue­de du­dar de la ca­li­dad e in­te­rés de las pie­zas pre­mia­das. A con­ti­nua­ción, pre­sen­ta­mos una se­lec­ción de las ca­te­go­rías más in­tere­san­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.