“AU­DE­MARS PI­GUET SIEMPRE HA SI­DO UN CA­SO EX­CEP­CIO­NAL EN LA RE­LO­JE­RÍA”

Chadi Gru­ber, res­pon­sa­ble de pro­duc­to de Au­de­mars Pi­guet, nos cuen­ta su vi­sión de la Al­ta Re­lo­je­ría y la po­si­ción de la ma­nu­fac­tu­ra en su en­torno

Dapper - - DAPPER NOW AUDEMARS PIGUET - TEX­TO ANDRÉS MO­RENO

Ai­res nue­vos en la Al­ta Re­lo­je­ría. Chadi Gru­ber se in­cor­po­ró en 2015 a Au­de­mars Pi­guet como di­rec­to­ra de Pro­duc­tos Ex­clu­si­vos y Ven­tas, ade­más de res­pon­sa­ble de jo­ye­ría y al­ta jo­ye­ría. Es­te año ha si­do as­cen­di­da a res­pon­sa­ble de pro­duc­to (pro­duct ma­na­ge­ment lea­der), pues­to en el que po­drá ex­plo­tar al má­xi­mo su co­no­ci­mien­to y pasión por el mun­do del lu­jo. Na­ci­da en Fri­bur­go en 1982, Chadi Gru­ber des­ta­ca por su ori­gen mul­ti­cul­tu­ral: su pa­dre es ira­ní y su ma­dre, sui­za de ori­gen ita­liano. Es­pe­ra que su con­di­ción de mu­jer la ayu­de a apor­tar una vi­sión di­fe­ren­te a un mun­do que mu­chas ve­ces pe­ca de es­tar de­ma­sia­do pen­dien­te de las tra­di­cio­nes.Y, como di­ce ella mis­ma, las re­glas es­tán pa­ra rom­per­las.

¿Qué le lle­vó a tra­ba­jar en el mun­do del lu­jo?

Lo tu­ve cla­ro cuan­do es­tu­dia­ba en la es­cue­la de ne­go­cios.Te­nía que de­ci­dir dón­de rea­li­zar mi tiem­po de prác­ti­cas y me gus­ta­ba tan­to el ne­go­cio del lu­jo como el del gran con­su­mo, lo que en in­glés se co­no­ce por las si­glas FMGC (fast-mo­ving con­su­mers goods). Me gus­ta­ban am­bos sec­to­res, pe­ro pron­to que­dé fas­ci­na­da por la com­ple­ji­dad y ar­te­sa­nía que en­vuel­ve to­do lo re­la­cio­na­do con los ob­je­tos de lu­jo.

¿Có­mo fue su en­tra­da en el sec­tor de la re­lo­je­ría?

Mi primer con­tac­to fue con Cartier, aun­que cen­tra­do en el cam­po de la jo­ye­ría, tan­to comercial como al­ta. Fue pa­ra mí una ex­pe­rien­cia muy in­tere­san­te a la ho­ra de co­no­cer có­mo se tra­ba­jan los pro­duc­tos, sin ol­vi­dar la ex­pe­rien­cia y co­no­ci­mien­tos que ad­quie­res del tra­to con los pro­fe­sio­na­les. Des­pués sur­gió la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar con Au­de­mars Pi­guet. La fir­ma ha­bía si­do uno de mis pro­yec­tos so­ña­dos. Siempre he si­do una apa­sio­na­da de sus crea­cio­nes. Ade­más, te­nía el ali­cien­te de tra­ba­jar pa­ra una compañía fa­mi­liar y la li­ber­tad de tra­ba­jo que te brin­dan. En Au­de­mars Pi­guet no so­lo te per­mi­ten rom­per las re­glas, como di­ce nues­tro le­ma, sino que te es­ti­mu­lan pa­ra que lo ha­gas… siempre que an­tes las ten­gas dominadas, por su­pues­to.

¿Cuá­les son los re­tos más im­por­tan­tes a los que se en­fren­ta Au­de­mars Pi­guet?

Nues­tro ob­je­ti­vo es ser el nú­me­ro uno en la Al­ta Re­lo­je­ría y man­te­ner los re­sul­ta­dos en un cli­ma tan ad­ver­so como es el ac­tual. En re­fe­ren­cia a es­to, te­ne­mos que de­cir que los nú­me­ros de 2015 fue­ron bas­tan­te buenos, con una fac­tu­ra­ción que so­bre­pa­só los 800 mi­llo­nes de fran­cos sui­zos (743 mi­llo­nes de eu­ros) y con cre­ci­mien­to en los di­fe­ren­tes mer­ca­dos. La cla­ve pa­ra lo­grar­lo es se­guir me­jo­ran­do la ca­li­dad y el tra­to con el clien­te.

En cuan­to a pro­duc­to, tra­ba­ja­mos pa­ra que la gen­te si­ga en­con­tran­do en el Ro­yal Oak un ele­men­to ins­pi­ra­dor. Tam­bién que­re­mos que ca­da vez más mujeres lo lle­ven. Pa­ra con­se­guir­lo tie­nes que sor­pren­der al pú­bli­co, como he­mos he­cho es­te año con el lan­za­mien­to de la co­lec­ción Ro­yal Oak Offs­ho­re Di­ver Ch­ro­no­graph. Ade­más, va­mos a se­guir afi­nan­do el nú­me­ro de re­fe­ren­cias del ca­tá­lo­go pa­ra cen­trar nues­tra aten­ción en las co­lec­cio­nes más im­por­tan­tes.

¿Con­si­de­ra que la Al­ta Re­lo­je­ría es de­ma­sia­do mas­cu­li­na?

Va­mos a de­cir que es muy mas­cu­li­na. Si re­pa­sa­mos los con­se­jos de ad­mi­nis­tra­ción de las prin­ci­pa­les fir­mas del mer­ca­do, ve­re­mos que no abun­dan mu­cho las mujeres. Aquí, Au­de­mars Pi­guet es una ex­cep­ción, por­que el nues­tro es­tá pre­si­di­do por Jas­mi­ne Au­de­mars, que es bis­nie­ta de uno de los fun­da­do­res de la ma­nu­fac­tu­ra. An­tes de in­cor­po­rar­se a Au­de­mars Pi­guet, Jas­mi­ne fue la pri­me­ra re­dac­to­ra je­fe de un pe­rió­di­co en Sui­za. No hay mu­chos ca­sos pa­re­ci­dos en otras ma­nu­fac­tu­ras. Es­tá cla­ro que Ro­ma no se cons­tru­yó en un so­lo día y que cambios tan pro­fun­dos lle­van tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.