HA­RRIS

Po­co a po­co y sin ha­cer rui­do, es­ta ac­triz bri­tá­ni­ca se ha he­cho un lu­gar en Holly­wood. Que te lla­me Will Smith per­so­nal­men­te es la prue­ba. Y des­pués de pro­ta­go­ni­zar con él ‘Be­lle­za ocul­ta’, es­tre­na­rá ‘Moon­light’, la pe­lí­cu­la que po­dría lle­var­la al Óscar

Dapper - - LIFE STYLE EN LA PANTALLA - TEX­TO IRE­NE CRES­PO FOTOGRAFÍA CH­RIS JACK­SON/GETTY IMAGES

NAO­MIE HA­RRIS te­nía nue­ve años cuan­do em­pe­zó a tra­ba­jar en te­le­vi­sión. Pe­que­ños pa­pe­les en se­ries con los que ga­nó al­go de di­ne­ro que me­tió en una cuen­ta que no to­có has­ta que cum­plió los 18. En­ton­ces, se fue a la uni­ver­si­dad a con­ver­tir­se en una ac­triz pro­fe­sio­nal y no de­pen­der de su ma­dre sol­te­ra, que la ha­bía cria­do en va­lo­res fuer­tes, fe­mi­nis­tas y po­si­ti­vos.Va­lo­res que que­da­ron ins­ta­la­dos en ella pa­ra siempre y la ayu­da­ron a so­bre­vi­vir a los pri­me­ros años (“mu­chos”, sub­ra­ya) en los que no con­se­guía nin­gún pa­pel.

“In­clu­so en esos mo­men­tos siempre lo tu­ve cla­ro –re­cuer­da–: mi mi­sión siempre se­ría ase­gu­rar­me que in­ter­pre­ta­ría a mujeres fuer­tes, en ge­ne­ral, y mujeres ne­gras fuer­tes, en par­ti­cu­lar. Cre­cí ro­dea­da de mujeres así, y esa ima­gen po­si­ti­va es la que he que­ri­do y quie­ro trans­mi­tir”.

Lo ha ido cum­plien­do. In­clu­so en pe­lí­cu­las de fan­ta­sía como Pi­ra­tas del Ca­ri­be (su primer gran pa­pel), y des­de lue­go lo ha con­se­gui­do con­vir­tién­do­se en la pri­me­ra se­cre­ta­ria ne­gra de Ja­mes Bond, una Mo­ney­penny a la que in­clu­so pu­sie­ron nom­bre pro­pio por pri­me­ra vez, Eve, en Sky­fall y Spec­tre, o lle­van­do a la pan­ta­lla la his­to­ria de Nel­son Man­de­la como su mu­jer,Win­nie, en Man­de­la: del mi­to al hom­bre.

Pre­ci­sa­men­te, esas tres pe­lí­cu­las fue­ron las que lle­va­ron la ca­rre­ra de Nao­mie Ha­rris a un nue­vo ni­vel en el que pue­de ele­gir. “Me pue­do per­mi­tir pa­sar de una pe­lí­cu­la gran­de a una in­die pa­ra re­cu­pe­rar el con­tac­to au­tén­ti­co con es­ta pro­fe­sión”, di­ce.

Por eso, cuan­do Barry Jen­kins le en­vió el guion de Moon­light y le pi­dió que in­ter­pre­ta­ra a una adic­ta al crack, ma­dre del pro­ta­go­nis­ta, en el Mia­mi de los ochen­ta, Ha­rris sin­tió que po­día ele­gir y de­cir que no, sien­do fiel a su mi­sión. Pe­ro to­dos sus idea­les y pre­jui­cios se rom­pie­ron. “Barry me di­jo que la his­to­ria era au­to­bio­grá­fi­ca, y que no que­ría que in­ter­pre­ta­ra un es­te­reo­ti­po, pe­ro que ne­ce­si­ta­ba con­tar su his­to­ria, y su ma­dre era una adic­ta al crack”, con­fie­sa la ac­triz, siempre en un tono de voz dulce. “Bá­si­ca­men­te, me es­ta­ba pi­dien­do que in­ter­pre­ta­ra a su ma­dre y aque­llo me con­mo­vió, no pu­de ne­gar­me. Me di cuen­ta de que la es­ta­ba pre­juz­gan­do y que in­clu­so in­ter­pre­tan­do a un per­so­na­je así po­día trans­mi­tir la hu­ma­ni­dad de su his­to­ria”.

Y lo hi­zo. En tres úni­cos días de ro­da­je e in­ves­ti­gan­do enYouTu­be se trans­for­mó en una adic­ta al crack en la que es ca­si im­po­si­ble re­co­no­cer­la. Un pa­pel que sue­na a pre­mios en una de las pe­lí­cu­las sorpresa del año, car­ga­da, ade­más, de men­sa­jes, como a ella le gus­ta.

“Creo que es muy im­por­tan­te po­ner un men­sa­je po­si­ti­vo ahí fue­ra, ya hay bas­tan­te ne­ga­ti­vi­dad en el mun­do. Como ac­triz, lo úni­co so­bre lo que pue­do te­ner con­trol son mis elec­cio­nes, por eso siempre bus­co al­go más pro­fun­do en los guio­nes”, di­ce.Y tam­bién lo en­con­tró en su otro nue­vo fil­me, Be­lle­za ocul­ta.

“Es muy ra­ro que una pe­lí­cu­la tan de Holly­wood como es­ta tra­te el te­ma de la muer­te y la pér­di­da así, con tan­ta de­li­ca­de­za”, di­ce. Will Smith la lla­mó per­so­nal­men­te, di­ce con or­gu­llo, y eso era ya bas­tan­te pa­ra acep­tar, pe­ro ade­más la his­to­ria co­nec­tó con su es­pi­ri­tua­li­dad. “Creo fir­me­men­te que hay al­go más, fuer­zas que nos ayu­dan, y es­ta pe­lí­cu­la nos re­cuer­da que te­ne­mos que mi­rar más allá de nues­tros pro­ble­mas, por­que, pa­se lo que pa­se, hay be­lle­za en el mun­do”.Y Ha­rris es­tá dis­pues­ta a en­se­ñar­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.