Ven­di­mia de San Sil­ves­tre.

Dapper - - LIFESTYLE -

Ca­da 31 de di­ciem­bre, los vi­ti­cul­to­res de Plai­mont Pro­duc­teurs, en Vie­lla (Fran­cia), cie­rran el año con una fies­ta en torno a las ven­di­mias noc­tur­nas, abier­tas a to­dos. Es­ta tra­di­ción na­ció en 1991 cuan­do, sor­pren­di­dos por una he­la­da, de­ci­die­ron guar­dar las uvas has­ta No­che Vie­ja. Se­ca­da por el vien­to, so­me­ti­da al sol de oto­ño y al frío noc­turno, la uva au­men­ta­ba su concentración en azú­car y, por tan­to, no se con­ge­la­ba. Su piel se es­pe­sa a me­di­da que va ma­du­ran­do, lo que per­mi­te una lar­ga con­ser­va­ción en la ce­pa. En otros lu­ga­res es­ta pa­si­fi­ca­ción se ha­ce a cu­bier­to, con los ra­ci­mos su­je­tos a alam­bres. De oc­tu­bre a di­ciem­bre, los vi­ti­cul­to­res co­se­chan las uvas ma­du­ras en di­fe­ren­tes épo­cas pa­ra ob­te­ner es­ti­los de vi­nos dis­tin­tos. La uva de oc­tu­bre da aro­mas a fru­tas fres­cas, a cí­tri­cos, a po­me­lo; la de no­viem­bre (ha­cia San Al­ber­to) evo­ca las fru­tas con­fi­ta­das, las es­pe­cias; la de di­ciem­bre re­cuer­da a fru­tos se­cos: al­men­dras, nue­ces, miel... Gra­cias a la aci­dez de las ce­pas y al fres­cor del cli­ma, el vino per­ma­ne­ce equi­li­bra­do, no de­ma­sia­do dul­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.