VOUTILAINEN

Dapper - - DAPPER TIME -

VIE­JO CO­NO­CI­DO de los afi­cio­na­dos más ex­pe­ri­men­ta­dos, el fin­lan­dés Ka­ri Voutilainen fue uno de los pre­cur­so­res de la lla­ma­da re­lo­je­ría de au­tor y el pri­me­ro de los par­ti­ci­pan­tes en inau­gu­rar el Carré des Horlogers del SIHH. Sin em­bar­go, es­ta ex­pe­rien­cia acu­mu­la­da con­tras­ta con su ca­rác­ter ex­clu­si­vo que lo lle­va in­clu­so a pres­cin­dir de las pre­sen­ta­cio­nes a la pren­sa, en­ten­dien­do que sus crea­cio­nes me­re­cen me­jor ser ex­pli­ca­das de ma­ne­ra personal en su pe­que­ño es­pa­cio re­ser­va­do en el sa­lón. Es­ta es la fi­lo­so­fía de Voutilainen, que des­de ha­ce años se man­tie­ne en una pro­duc­ción anual que no su­pera el me­dio cen­te­nar de pie­zas y rehú­ye cual­quier mo­vi­mien­to de ex­pan­sión de su pro­yec­to si exis­te el más mí­ni­mo ries­go de des­vir­tuar­lo. Lo ve­mos tam­bién en sus re­lo­jes, que man­tie­nen una es­té­ti­ca uni­for­me iden­ti­fi­ca­da por la fa­ci­li­dad de lec­tu­ra. To­do en Voutilainen que­da al servicio de la re­lo­je­ría más personal, co­men­zan­do por sus es­fe­ras rea­li­za­das a mano y aca­ban­do por los mo­vi­mien­tos, di­se­ña­dos y pro­du­ci­dos por él mis­mo y en los que des­ta­ca su so­ber­bia ar­qui­tec­tu­ra y la elección de in­ven­tos pro­pios, co­mo el uso de dos rue­das de es­ca­pe o el vo­lan­te de gran­des di­men­sio­nes. Co­mo novedad, es­te año, Voutilainen pa­re­ce apun­tar a ca­jas de ma­yor diá­me­tro (44 en vez de 39 mi­lí­me­tros), aun­que si­gan sien­do pie­zas úni­ca­men­te fa­bri­ca­das ba­jo pe­ti­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.