A por la cen­té­si­ma.

Dapper - - DAPPER LUXURY LIFESTYLE -

La co­la­bo­ra­ción con TAG Heuer, tam­bién de LVMH, ha per­mi­ti­do a Ze­nith evo­lu­cio­nar El Pri­me­ro y lo­grar pa­sar de una pre­ci­sión de una dé­ci­ma de se­gun­do a la an­sia­da cen­té­si­ma. Pa­ra ello se ha par­ti­do de una me­cá­ni­ca de do­ble re­gu­la­dor, uno pa­ra la fun­ción ho­ra­ria y otro en ex­clu­si­va pa­ra el cro­nó­gra­fo, es­te úl­ti­mo fun­cio­na con una fre­cuen­cia de 360.000 al­ter­nan­cias a la ho­ra. Hay que des­ta­car en el desa­rro­llo del nue­vo ca­li­bre la elec­ción de un com­po­si­te pa­ra la fa­bri­ca­ción de los ór­ga­nos re­gu­la­do­res que evi­ta la in­fluen­cia de los cam­pos mag­né­ti­cos. El ca­li­bre cuen­ta ade­más con el cer­ti­fi­ca­do COSC. La dis­po­si­ción en la es­fe­ra es muy fá­cil de leer, con una agu­ja cen­tral que com­ple­ta una vuel­ta ca­da se­gun­do y un con­ta­dor in­de­pen­dien­te de se­gun­dos del cro­nó­gra­fo. Es­te for­ma­to re­cuer­da al uti­li­za­do en los an­ti­guos con­ta­do­res usa­dos en las ca­rre­ras, y un po­co de es­te ras­tro vin­ta­ge apa­re­ce en la elec­ción de una ca­ja de ai­res re­tro.

“Du­ran­te años El Pri­me­ro ha des­ta­ca­do en el mer­ca­do por su pre­ci­sión de una dé­ci­ma de se­gun­do. Aho­ra va más allá y lle­ga has­ta la cen­té­si­ma”

La agu­ja cen­tral del cro­nó­gra­fo com­ple­ta una vuel­ta a la es­fe­ra ca­da se­gun­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.