Al­par­ga­tas

Dapper - - SUMARIO -

La so­fis­ti­ca­ción de un clá­si­co po­pu­lar que pi­sa con fuer­za (y al­tas do­sis de co­mo­di­dad) es­te ve­rano

“No pue­de con­ce­bir­se la ver­da­de­ra ele­gan­cia sin co­mo­di­dad”. Es una de las diez re­glas de la mo­da mas­cu­li­na de Gior­gio Ar­ma­ni y una de las ra­zo­nes que ex­pli­can el triun­fo de las al­par­ga­tas, un cal­za­do de ori­gen hu­mil­de con­ver­ti­do en icono del ve­rano DAPPER. Su di­se­ño bá­si­co, de te­la y con sue­la de es­par­to, res­pon­de a las ne­ce­si­da­des de los cam­pe­si­nos, que las lle­va­ban en los meses de ca­lor. Su primera re­fe­ren­cia es del si­glo XIV en España, pe­ro no se­ría has­ta los años 20 del si­glo pa­sa­do cuan­do su uso de­ja­ría de aso­ciar­se al cam­po pa­ra con­ver­tir­se en par­te del atuen­do va­ca­cio­nal. Fue­ron los tu­ris­tas los que cre­ye­ron en el con­fort de las al­par­ga­tas, que se vie­ron des­po­ja­das de su sen­ti­do tra­di­cio­nal pa­ra abrir­se a la mo­da… y al es­tre­lla­to. Holly­wood se rin­dió a ellas en los años 40 y has­ta los du­ros Humph­rey Bo­gart y John Way­ne las lu­cie­ron con na­tu­ra­li­dad. En los 70 Saint Laurent las subió a la pa­sa­re­la y así has­ta hoy, cuan­do las in­ter­pre­tan des­de Dol­ce&Gab­ba­na has­ta Paul Smith y se con­fir­man como un clá­si­co in­com­bus­ti­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.