Sin eti­que­tas

Dapper - - NEWS -

En un tiem­po en el que to­do se eti­que­ta, en el que to­dos es­ta­mos su­pe­di­ta­dos a esa es­pe­cie de es­tam­pa (en oca­sio­nes te­ñi­da de for­ma­lis­mos) y per­te­nen­cia al gru­po, op­tar por no ha­cer­lo pue­de ge­ne­rar cier­ta sus­pi­ca­cia e in­se­gu­ri­dad. Exis­ten mu­chos ti­pos de eti­que­tas: sen­ti­men­ta­les, so­cia­les, ali­men­ta­rias, in­ter­ac­ti­vas… Y lle­ga­mos a la con­clu­sión de que to­das ellas de­fi­nen un pro­duc­to, una cir­cuns­tan­cia o una per­so­na; sin em­bar­go, son in­ca­pa­ces de plas­mar la sin­gu­la­ri­dad. Co­mo di­ce la es­cri­to­ra ni­ge­ria­na Chi­ma­man­da Ngo­zi Adi­chie, “el pro­ble­ma de los es­te­reo­ti­pos no es que no sean cier­tos, sino que es­tán in­com­ple­tos”. En­ton­ces, ¿pa­ra qué vi­vir con la eti­que­ta pues­ta? Pue­de que, por ello, nos ins­pi­re gen­te ca­paz de des­pren­der­se de esos es­te­reo­ti­pos pa­ra de­jar aflo­rar otras fa­ce­tas, ya sea ahon­dan­do en pro­ble­má­ti­cas so­cia­les, co­mo Fra­nçois-Ghis­lain Mo­ri­llion y Sé­bas­tien Kopp, fun­da­do­res de la mar­ca fran­ce­sa Ve­ja –a quie­nes en­tre­vis­ta­mos en la sec­ción “Mas que ne­go­cios”–, o afron­tan­do nue­vos re­tos a par­tir de sen­ti­mien­tos la­ten­tes des­de la ado­les­cen­cia, co­mo nues­tro pro­ta­go­nis­ta de por­ta­da, Jon Kor­ta­ja­re­na.

¿Qué ocu­rri­ría si a al­gu­nas de las pren­das más co­ol de la tem­po­ra­da las des­pren­dié­ra­mos de su eti­que­ta? Po­si­ble­men­te, se en­fa­ti­za­ría por en­ci­ma de to­do la ori­gi­na­li­dad, la ca­li­dad, el cor­te… De ahí nues­tra apues­ta por ob­je­tos de de­seo que bri­llan con luz pro­pia y en los que la úni­ca eti­que­ta po­si­ble es la del pre­cio. Per­fi­les co­mo Sastre De­nim aú­nan to­do ello y lo­gran ofre­cer una pro­pues­ta car­ga­da de ca­rác­ter. Vehícu­los, re­lo­jes y ex­pe­rien­cias via­je­ras y gas­tro­nó­mi­cas se su­ce­den a lo lar­go de nues­tras pá­gi­nas (cier­to, ba­jo un de­no­mi­na­dor co­mún o eti­que­ta, pe­ro…) aje­nos a los lí­mi­tes y re­ple­tos de ma­ti­ces. Eso sí, si ha­bla­mos de la di­men­sión vir­tual, las eti­que­tas son otro can­tar… Así que me­jor de­jar­lo pa­ra otra oca­sión. En el re­duc­to del uni­ver­so analó­gi­co en el que nos mo­ve­mos, las pá­gi­nas de DAPPER pro­po­nen plas­mar esos ma­ti­ces que dan im­por­tan­cia a la esen­cia de las co­sas y, de pa­so, de­jar­se se­du­cir por ellas. Por­que, qui­zá no so­mos de eti­que­tas, pe­ro sí gen­te de sen­sa­cio­nes con pre­di­lec­ción por lo ge­nuino.

Nos ins­pi­ra gen­te ca­paz de des­pren­der­se de esos es­te­reo­ti­pos pa­ra de­jar aflo­rar otras fa­ce­tas más per­so­na­les y so­cia­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.